viernes, 22 de marzo de 2019

22/03 - Basilio el Santo Mártir de Ancira


San Basilio conoció el martirio durante el corto reinado de Juliano el Apóstata, del 361 al 363.

El Santo fue denunciado como cristiano a Saturnino, Gobernador de Ancira, quien, cuando Basilio se negó a renunciar a Cristo, hizo que fuera colgado de un poste, que sus costados fueran raspados, que lo golpearan y que lo arrojaran a la prisión.

Unos días después, cuando el mismo Julián pasó por Ancira, el Santo fue conducido a su presencia y se le pidió que renunciara a Cristo, pero él lo confesó aún con más fuerzas. Entonces Julián ordenó que le hicieran la piel jirones para que le colgaran del cuerpo por delante y por detrás. El valiente Mártir se arrancó estos jirones y se los arrojó a la cara a Julián; ante ello, este mandó que unos espetos de hierro fueran calentados hasta quedar al rojo vivo y se los clavaron a Basilio en la barriga, la espalda y las articulaciones, tras lo cual recibió la corona del martirio.