sábado, 16 de marzo de 2019

Primer Sábado de Cuaresma: la Conmemoración del Milagro de la Coliba Obrado por San Teodoro el Tirón


Julián el Apóstata, sabiendo que los cristianos se purifican ayunando sobre todo durante la primera semana de Cuaresma -por eso la llamamos la Semana Pura-, planeó mancillarlos especialmente con tal ocasión. Así pues, ordenó en secreto que durante esos días los mercados estuvieran llenos de alimentos que habían sido manchados con la sangre de animales ofrecidos en sacrificio a los ídolos.

Sin embargo, por mandato divino el Mártir Teodoro (conmemorado el 17 de febrero) se le apareció en sueños a Eudoxio, a la sazón Arzobispo de Constantinopla. El Santo le reveló el plan del tirano y le pidió que convocara a los fieles inmediatamente el lunes por la mañana, que les impidiera que compraran dichos alimentos y que más bien hicieran coliba para subvenir a sus necesidades. El Obispo le preguntó qué era la coliba, y el Santo respondió: «Así es como llamamos al trigo hervido en Euqueta».

De ese modo el plan del malvado se vio frustrado, y la gente piadosa que fue preservada sin mancilla toda la Semana Pura le dio gracias al Mártir este sábado y celebró su conmemoración con colibas.

Estas cosas ocurrieron en el año 362, y la Iglesia guarda esta conmemoración cada sño para gloria de Dios y honor del Mártir.