martes, 7 de mayo de 2019

07/05 - Conmemoración de la Preciosa Cruz que apareció en el Cielo sobre Jerusalén en el año 351


En este día en el año 351, no mucho tiempo después de que Cirilo sucediera a Máximo como Arzobispo de Jerusalén, durante el reinado de Constancio, hijo de San Constantino el Grande, en el día de Pentecostés, la señal de la Cruz apareció sobre Jerusalén.

San Cirilo, en su carta al Emperador Constancio, dice: «Hacia la tercera hora del día, una enorme Cruz formada de luz apareció en el cielo sobre el Santo Gólgota y hasta el Santo Monte de los Olivos, siendo vista, no por uno o dos, sino manifiesta con perfecta claridad a toda la multitud de la ciudad; no, como se podría suponer, pasando rápidamente de largo, sino permaneciendo abiertamente a la vista de todos sobre la tierra durante muchas horas y superando a los rayos del sol con su resplandor» (PG 33:1 16q).