jueves, 4 de junio de 2020

04/06 - Nuestro Padre Metrófanes, Arzobispo de Constantinopla


San Metrófanes nació de padres paganos, pero creyó en Cristo en su juventud y se marchó a Bizancio. Vivió al final de la persecución de los Emperadores Romanos y fue Obispo de Bizancio de 315 a 325, cuando San Constantino el Grande la convirtió en capital del Imperio Romano, llamándola Nueva Roma.

San Metrófanes envió a su delegado, el sacerdote Alejandro, al Primer Concilio Ecuménico del año 325, ya que no podía asistir en persona debido a su avanzada edad. Reposó ese mismo año y fue enterrado por Santiago de Nísibis (celebrado el 13 de enero), uno de los Padres presentes en el Primer Concilio Ecuménico.

Los Cánones a la Trinidad del Octoeco no son obra de este Metrófanes, sino de otro que fue Obispo de Esmirna hacia la mitad del siglo IX, en vida de San Focio el Grande.