lunes, 7 de octubre de 2019

07/10 - Sergio y Baco los Megalomártires de Siria


Estos Santos Mártires eran romanos de alto rango al servicio del Emperador Maximiano, a quien se le informó de que no participaban en los festivales dedicados a los ídolos.

Cuando Maximiano convocó a Sergio y Baco a su presencia, confesaron su fe en el Dios único, por lo que el Emperador ordenó que se los vistiera con ropas de mujer y se les paseara por las calles para escarnio general. Después fueron fustigados, y San Baco encontró la muerte. Esto ocurrió hacia el año 296.

San Sergio fue llevado a Resafa, en Siria, donde fue torturado y decapitado. Su tumba se convirtió en un famosísimo santuario al que llegaban peregrinos incluso desde Europa Occidental; posteriormente la ciudad fue rebautizada Sergiópolis en su honor.