miércoles, 23 de octubre de 2019

23/10 - Santiago (Jacobo) el Apóstol, hermano de nuestro Señor


Según algunos, este Santo era hijo de José el Desposado, nacido de una esposa que este habría tenido antes de desposarse con la Siempre Virgen, por lo que sería hermano del Señor. Otros, sin embargo, dicen que era sobrino de José, hijo de su hermano Cleofás -también llamado Alfeo- y de su esposa María, prima de la Deípara. Sea cual sea su genealogía, Santiago es llamado en las Escrituras «hermano del Señor» por el parentesco con él.

Este Santiago es llamado «el Menor» (Mc 15,40) por los Evangelistas para distinguirlo del homónimo hijo de Zebedeo, llamado «el Mayor».

Santiago se convirtió en el primer Obispo de Jerusalén de manos de los Apóstoles, según Eusebio (‘Hist. ecles.’, libro II, 23), y era conocido como «el Justo» debido a su gran santidad y justicia.

Ascendiendo al pináculo del Templo en el día de Pascua, a instancias de todos dio testimonio de su fe en Jesús y proclamó a gran voz que este está sentado a la diestra del gran poder de Dios y vendrá de nuevo sobre las nubes. Al oír este testimonio, muchos de los presentes exclamaron: «¡Hosana al Hijo de David!», pero los escribas y fariseos replicaron: «O sea, que hasta el Justo se ha descarriado». A la orden de Ananías, el Sumo Sacerdote, el Apóstol fue arrojado de lo alto, luego lapidado y, mientras oraba por sus verdugos, su cabeza quedó aplastada por un palo de madera lanzado por un escriba.

La primera de las Epístolas Católicas (Universales), destinada a los judíos de la diáspora que habían creído en Jesús, fue escrita por este Santiago.