sábado, 9 de enero de 2021

10/01 - Gregorio de Nisa


Nació sobre el año 331 y fue nieto de Santa Macrina la Anciana, hijo de Santos Basilio y Enmelia y hermano de San NaucracioSan Basilio MagnoSan Pedro de Sebaste y Santa Macrina la Joven. Era el hijo menor y sus padres murieron siendo él un niño, por lo que sus hermanos Basilio y Macrina fueron como sus padres. Fue educado en la fe y la rectitud cristianas. 


Muy joven, antes de ser presbítero, se casó con Santa Teosebia, de la cual San Gregorio Nacianceno dirá años después: "era su compañera de ministerio (…) verdaderamente santa esposa de un presbítero". Sin embargo, en principio, aunque Gregorio había tomado las órdenes de Lector, no pensaba dedicarse al servicio eclesiástico, sino que comenzó una carrera de retórico. Y el mismo Gregorio Nacianceno, gran amigo suyo, le reconvino, manifestándole que claramente Dios le quería como presbítero de su Iglesia. Así que, en 371, fue ordenado sacerdote y consagrado obispo por su hermano Basilio.


Ya siendo obispo de la ciudad de Nisa, se separó de su mujer, que eligió la vida anacorética al mismo tiempo que fungía como diaconisa. Como obispo fue nuestro santo un excelente defensor de la fe ortodoxa frente a la herejía arriana, y por ello fue desterrado, imperando Valente, monarca filoarriano, que hizo lo mismo con otros obispos fieles a la verdad catolica, como San Cirilo de Jerusalen (18 de marzo). Ocho años estuvo el santo lejos de su sede, vagando de un sitio a otro de Oriente, siempre padeciendo los ataques de los herejes, pero siempre defendiendo la fe católica. En 375 subió al trono el emperador Graciano "el Joven", que era ortodoxo y terminó con la injusticia, devolviendo a Gregorio a su sede de Nisa.


En 379 el santo asistió al sínodo de Antioquía, donde se trató el problema del cisma antioqueno, y le fue encomendada la misión de visitar las iglesias de la península arábiga. En 381 asistió al concilio de Constantinopla, donde dirigió las exequias y predicó el sermón lautatorio de San Melecio de Antioquía (12 de febrero). En 383, San Teodosio I (17 de enero), concedió a Gregorio que pudiera utilizar carrozas y caballos para sus traslados, algo reservado solo a los altos funcionarios y al mismo emperador. En 385 predicó en los funerales de la emperatriz Aellia Flacilla. En 394 fue uno de los obispos consagrantes de la iglesia de Rufino, Constantinopla.


Se desconoce la fecha de la muerte de San Gregorio de Nisa, la cual le llegó a edad avanzada, sobre el año 400. Sus obras apologéticas y teológicas han sido fundamentales para la fe de la Iglesia.



Fuente: preguntasantoral