sábado, 16 de junio de 2018

III Domingo de Mateo. Lecturas de la Divina Liturgia


Rm 5,1-10: Habiendo, pues, recibido de la fe nuestra justificación, estamos en paz con Dios, por nuestro Señor Jesucristo, por quien hemos obtenido también, mediante la fe, el acceso a esta gracia en la cual nos hallamos, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Más aún; nos gloriamos hasta en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación engendra la paciencia; la paciencia, virtud probada; la virtud probada, esperanza, y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado. En efecto, cuando todavía estábamos sin fuerzas, en el tiempo señalado, Cristo murió por los impíos; - en verdad, apenas habrá quien muera por un justo; por un hombre de bien tal vez se atrevería uno a morir -; mas la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros. ¡Con cuánta más razón, pues, justificados ahora por su sangre, seremos por él salvos de la cólera! Si cuando éramos enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, ¡con cuánta más razón, estando ya reconciliados, seremos salvos por su vida!

Mt 6,22-33: La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá! Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero. Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida? Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura.

lunes, 11 de junio de 2018

Memoria de actividades de S.E. Policarpo en el mes de mayo de 2018


02/05: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral de la Divina Liturgia por la gran Fiesta litúrgica del Mediopentecostés. 

05/05: Asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes Vísperas del Domingo. 

06/05: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo V de la Santa Pascua, Domingo de la Mujer Samaritana. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid. 

11/05: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la Fiesta de los SS. Isapóstoles Cirilo y Metodio, Iluminadores de los Eslavos. Por la noche, acompañado por el Rvdmo. Archimandrita del Trono Ecuménico Demetrio, Vicario General y el Lector Francisco José Pino Rodríguez, viajó a El Castillo de las Guardas (Sevilla). 

12/05: Asistió en nuestra Casa de Espiritualidad Ortodoxa “San Isidoro Obispo de Sevilla”, situada a 60 km. de la capital andaluza, al “Taller de Canto Bizantino” ofrecido por el Lector de nuestra Sacra Metrópolis Francisco José Pino Rodríguez a los clérigos superiores y menores, a los cantores y a nuestros fieles interesados de Sevilla y Cádiz. Paralelamente, tuvo una reunión de trabajo con los Rvdmos. Archimandrita Pablo, Arcipreste Miguel y Presbítero Víctor, nuestros clérigos en las Provincias de Sevilla y Cádiz. Después del ágape fraterno, presidió  la celebración de las Grandes Vísperas del Domingo en la Capilla de San Isidoro Obispo de Sevilla de la homónima Casa de Espiritualidad, y por la noche regresó a Madrid. 

13/05: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo VI de la Santa Pascua, Domingo del Ciego de nacimiento. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid. 

14/05: Recibió en su despacho al Rvdo. Padre Andrii Zelinskii, nuestro párroco ortodoxo ucraniano de Guadalajara y Alcalá de Henares (Madrid). 

15/05: Por la noche presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral de las Grandes Vísperas Pascuales, del Oficio de Maitines Pascuales y de la Divina Liturgia Pascual con ocasión de la gran Fiesta litúrgica de la Despedida de la Santa Pascua (Fin del Tiempo Pascual). 

16/05: Asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes por la Fiesta de la Ascensión. 

17/05: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral del Oficio de Maitines y de la Divina Liturgia por la gran Fiesta litúrgica de la Ascensión de Nuestro Señor. 

19/05: Junto con los clérigos de la Catedral celebró el Sacramento del Bautismo del pequeño Mateo. 

20/05: Celebró en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa de los SS. Joaquín y Ana en Valladolid la Divina Liturgia Pontifical del Domingo VII de la Santa Pascua, Domingo de los SS. Padres del I Concilio Ecuménico (Nicea, 325 d.C.). Seguidamente participó en el almuerzo festivo comunitario ofrecido por el Párroco Rvdmo. Archimandrita Demetrio y el Consejo Parroquial. 

21/05: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia por la Fiesta de los SS. Isapóstoles Constantino el Grande y Elena su madre. 

25/05: Junto con los clérigos de la Catedral celebró el Sacramento del Óleo Santo del mes de mayo. 

26/05: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral de la Divina Liturgia por el Sábado de los Difuntos antes del Santo Pentecostés, seguida por el Oficio Sagrado de Gran Conmemoración de los Difuntos. Por la tarde asistió en la Catedral a la celebración de las Grandes Vísperas del Domingo de Pentecostés. 

27/05: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo del Santo Pentecostés. Al término de la Liturgia presidió la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes del Espíritu Santo, leyendo las tres Oraciones de la Genuflexión. Seguidamente presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral, a las 13:00 horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid. Al término de la Liturgia, presidió la celebración de los Oficios Sagrados de las Grandes Vísperas del Espíritu Santo y de la Gran Conmemoración de los Difuntos con ocasión del Sábado de los Difuntos (26/05). 

28/05: Asistió en la Catedral a la celebración de la Divina Liturgia del Lunes del Espíritu Santo. 

30/05: Viajó a Atenas (Grecia). 

31/05: Por la mañana visitó en su despacho al Excmo. Obispo de Thespiés Simeón, Vicario General del Arzobispado de Atenas, y por la tarde asistió en la iglesia ateniense de la Ssma. Madre de Dios Fuente Vivificadora a la celebración del Oficio Sagrado del Canon Paraclético (Súplica) a la Ssma. Madre de Dios.

sábado, 9 de junio de 2018

II Domingo de Mateo. Lecturas de la Divina Liturgia


Rm 2,10-16: Y habrá gloria, honor y paz para todos los que obran el bien: para los judíos, en primer lugar, y también para los que no lo son, porque Dios no hace acepción de personas. En efecto, todos los que hayan pecado sin tener la Ley de Moisés perecerán sin esa Ley; y los que hayan pecado teniendo la Ley serán juzgados por ella, porque a los ojos de Dios, no son justos los que oyen la Ley, sino los que la practican. Cuando los paganos, que no tienen la Ley, guiados por la naturaleza, cumplen las prescripciones de la Ley, aunque no tengan la Ley, ellos son ley para sí mismos, y demuestran que lo que ordena la Ley está inscrito en sus corazones. Así lo prueba el testimonio de su propia conciencia, que unas veces los acusa y otras los disculpa, hasta el Día en que Dios juzgará las intenciones ocultas de los hombres por medio de Cristo Jesús, conforme a la Buena Noticia que yo predico.

Mt 4,18-23: Mientras caminaba a orillas del mar de Galilea, Jesús vio a dos hermanos: a Simón, llamado Pedro, y a su hermano Andrés, que echaban las redes al mar porque eran pescadores. Entonces les dijo: «Síganme, y yo los haré pescadores de hombres». Inmediatamente, ellos dejaron las redes y lo siguieron. Continuando su camino, vio a otros dos hermanos: a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca de Zebedeo, su padre, arreglando las redes; y Jesús los llamó. Inmediatamente, ellos dejaron la barca y a su padre, y lo siguieron. Jesús recorría toda la Galilea, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del reino y curando todas las enfermedades y dolencias de la gente.