miércoles, 31 de julio de 2019

Vídeo - Conferencia del Archimandrita Demetrio en Madrid

Comienza el ayuno de la Dormición de la Madre de Dios


Los primeros quince días del mes de agosto tienen una particularidad: son días de ayuno y de oración, de preparación de cuerpo y de alma, para festejar la Fiesta de las fiestas dedicadas a la Santa Madre de Dios: su Dormición. La misma Madre de Dios, habiéndole revelado el Arcángel Gabriel que su muerte estaba cercana, ayunaba y visitaba Getsemaní, el Calvario y el Santo Sepulcro de su Hijo divino para prepararse para su partida.

El momento histórico de este evento vio a los mismos Apóstoles del Señor acercándose a darle el saludo final, en signo de gratitud hacia ella y de confianza en su intercesión delante del trono de Dios.

Por ello nos acercamos a cantar la Paráclesis (el oficio de súplicas a la Madre de Dios) en nuestras parroquias, poniendo nuestras necesidades espirituales y materiales en sus manos, con la esperanza de que se cumpla en todo la voluntad de Su Hijo.

El ayuno y la oración nos ayudan a priorizar la voluntad de Dios en nuestra vida, y a ajustar nuestros propios deseos en consecuencia. Son medios eficaces que nos ayudan a sustituir el consumo excesivo por la moderación; la atención excesiva puesta en las informaciones, noticias, modas, por la atención a la Palabra de Dios y la escucha de Su voz; la violencia en las relaciones personales, y que predomina en los juegos de los niños, en las películas, en la televisión, por el respeto y el ejercicio del bien; dejamos la queja y la falta de esperanza, por el agradecimiento y la esperanza en Dios; el placer según la propuesta de los medios, por la alegría que ofrece únicamente Cristo, etc. En fin, es cambiar hacia una actitud sana y bendita hacia nosotros mismos, hacia nuestro prójimo y hacia Dios.

En todo este camino, ofrezcamos nuestro ayuno y nuestras oraciones a la Madre de Dios, porque creemos en su poder maternal y su intercesión, y pidámosle que ilumine nuestro corazón con la esperanza que ella tuvo cuando acompañó a los Apóstoles en sus misiones; que ilumine también nuestra mente con la inteligencia y el entendimiento de la palabra de su Hijo; y que conceda la salud a todo nuestro ser, con la intención de servir al Señor con ganas y fe. Pidámosle que conceda la fortaleza y el consuelo a los que sufren; la paz a los que están en guerra y la reconciliación a los que están distanciados.


Fuente: Archidiócesis de Buenos Aires y Toda la Argentina (Patriarcado de Antioquía y Todo el Oriente)

martes, 30 de julio de 2019

Divine Liturgy in Gibraltar


On Sunday the 4th of August 2019 at 13:15 Archimandrite Demetrius (Saez), Vicar General of the Holy Orthodox Metropolis of Spain and Portugal and Exarchate of the Mediterranean Sea (Ecumenical Patriarchate), will celebrate the Divine Liturgy for the Transfiguration of our Lord in Gibraltar. Thanks to the generosity of the Church of England Diocese in Europe, the venue will be Holy Trinity Cathedral (Cathedral Square).

The Service will be multilingual. If you think you can help as a Reader, Cantor or in any other way, please contact us for more details: orthodoxgibraltar@outlook.com

sábado, 27 de julio de 2019

VI Domingo de Mateo. Lecturas de la Divina Liturgia



Rm 12,6-14: Pero teniendo dones diferentes, según la gracia que nos ha sido dada, si es el don de profecía, ejerzámoslo en la medida de nuestra fe; si es el ministerio, en el ministerio; la enseñanza, enseñando; la exhortación, exhortando. El que da, con sencillez; el que preside, con solicitud; el que ejerce la misericordia, con jovialidad. Vuestra caridad sea sin fingimiento; detestando el mal, adhiriéndoos al bien; amándoos cordialmente los unos a los otros; estimando en más cada uno a los otros; con un celo sin negligencia; con espíritu fervoroso; sirviendo al Señor; con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración; compartiendo las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad. Bendecid a los que os persiguen, no maldigáis.

Mt 9,1-8: Subiendo a la barca, pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: «¡Ánimo!, hijo, tus pecados te son perdonados.» Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: «Este está blasfemando.» Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: "Tus pecados te son perdonados", o decir: "Levántate y anda"? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados - dice entonces al paralítico -: "Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa".» El se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente temió y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.

Participación de S.E. Policarpo en la fiesta de Santa Parasceve en Lepanto (Grecia)

27/07 - Santo Megalomártir y Sanador Pantaleón


Un hombre cuya vida fue cuatro años más corta que la del Salvador a quien él sirvió; sus veintinueve años alcanzó suficientes logros en la ciencia y la religión que llenarían con su esplendor todo aquel siglo.

Como el gran San Lucas del Nuevo Testamento, Pantaleón era doctor y se le recuerda con reverencia como "médico glorioso.“Pero diferencia de aquél, Pantaleón alcanzó la santidad no por su evangelización, sino por sus talentos como médico, pues sus esfuerzos en contra del sufrimiento, fueron aumentados gracias al poder divino.

Pantaleón "el todo misericordioso" nació en el año 275 d.C en Nikomedia, Asia Menor; de padre pagano y madre cristiana. De su padre sacó el intelecto profundo; de su madre, la conciencia espiritual; cualidades que, primero, lo empujarían al reconocimiento, y después hacia la tragedia, en un lapso relativamente corto.

De apariencia atractiva y porte noble, Pantaleón fue discípulo del médico más notable del Imperio, Eufrosinos. Al poco tiempo, su profundo conocimiento y habilidad para curar le atrajo la atención del emperador Maximiano, quien lo incorporó a su servicio personal y al de la corte. Aunque esto aumentó grandemente su fama, el joven médico continuó curando a la gente del pueblo. El piadoso cristiano Ermolaos, quien por su abierta promoción del Cristianismo era perseguido constantemente por el imperio, conoció a Pantaleón y alabó su habilidad médica, induciéndolo a que conociera “la curación proveniente de lo más Alto”.

Después de una serie de encuentros, el médico vino a conocer su verdadera vocación cristiana, y a partir de entonces, como hombre de ciencia sus profesionalismo fue subordinado a su papel de seguidor de Cristo. Continuaba curando a sus pacientes, pero ahora en el nombre del Señor, es decir en nombre del mayor Médico de todos. Su poder de curación ya no era atribuible sólo a su habilidad como médico, sino también, a una intervención divina.

Conforme creció su reputación, Pantaleón llego a ser conocido, más como un hombre de Dios que de ciencia, reconocimiento que provocó la ira y condena del emperador.

Una vez apresado e interrogado, se le ofreció una última oportunidad de elección entre Cristo y los ídolos; su respuesta fue una reafirmación de su cristiandad. No todas las acciones diabólicas de los torturadores de Pantaleón son conocidas. Pero la historia nos narra que este noble cristiano y medico honorable, fue entre otras cosas, torturado en un estante, estirando sus miembros y quemado con velas. Después de estas experiencias horrorosas; fue arrojado primero, en un hoyo ardiente y después a una guarida de bestias. Cuando sobrevivió, los paganos se convencieron de que había una especie de poder sobrenatural protegiéndolo. Finalmente se decidieron por ahogarle, lanzándolo a un río profundo con una enorme piedra atada a su cuerpo. Cuando la piedra se mostró capaz de flotar, los torturadores exasperados sacaron a Pantaleón del agua y lo colocaron sobre el bloque de ejecución donde fue decapitado. En aquel tiempo se dijo que no fue sangre, sino leche, lo que fluyó de la dañada cabeza del mártir.

Pantaleón dio su vida por Cristo el 27 de julio del año 304.

¡Oh Santo luchador, Pantaleón, el sanador! Intercede al Piadoso Dios para que les otorgue la remisión de las iniquidades a nuestra almas.


Fuente: Arquidiócesis de México, Venezuela, Centroamérica y El Caribe (Patriarcado de Antioquía y Todo el Oriente)

jueves, 25 de julio de 2019

25/07 - Dormición de Santa Ana, madre de la Deípara


Según la tradición, Ana, la abuela del Señor, vivió sesenta y nueve años, y su esposo Joaquín ochenta; según se cree, San Joaquín habría muerto dos años antes que Santa Ana.

La Deípara habría quedado huérfana de sus padres a los once años de edad, cuando vivía en el Templo (ver el 8 de septiembre y el 21 de noviembre).

Santa Ana es invocada para concebir hijos y para recibir ayuda en los partos difíciles.

25/07 - San Cucufate, Mártir


San Cucufato, o San Cucufate (Sant Cugat, en catalán). Según una tradición antiquísima, documentada ya en el siglo IV, San Cucufato y San Félix eran misioneros (posiblemente diáconos) de la Iglesia de Cartago (Túnez) que llegaron a Barcelona a finales del siglo III para proclamar la buena nueva del evangelio. San Cucufato desarrolló su labor evangélica en Barcelona y alrededores y falleció mártir en el Castrum Octavianum (hoy Sant Cugat del Vallés) en el 304.

Al presentar Prudencio, en el canto IV del Peristephanon, dedicado a los mártires de Zaragoza, las más sublimes glorias que las diversas ciudades presentarán ante el Señor, refiriéndose a Barcelona nos dice: "Y tú, Barcelona, te levantarás confiada en el eximio San Cucufate".

Por otra parte, en el martirologio jeronimiano, y posteriormente en todos los calendarios y martirológios, se consigna en este día y en Barcelona el nacimiento al cielo de San Cucufate.

La circunstancia de que ya Prudencio en su tiempo nos comunique con tanta precisión el hecho del martirio de San Cucufate en Barcelona, indica con suficiente claridad que, al menos, los hechos fundamentales de su martirio responden a la realidad. Téngase presente que Prudencio debió escribir dicha obra hada el año 380 y que el martirio de San Cucufate debió ocurrir el año 305 ó 306. Por consiguiente, se trataba de hechos relativamente recientes y que, por referirse a los mártires cristianos, tan venerados por todos los fieles, permanecían en la memoria de todos.

Hay más. El testimonio de Prudencio sobre la verdad del martirio de San Cucufate adquiere un valor muy especial si se le considera juntamente con los demás que presenta el poeta en el mismo himno. Pues bien; así como debemos decir que todos esos mártires a que alude Prudencio son realmente históricos, lo mismo debemos decir de San Cucufate.

Los hechos fundamentales de su valor y constancia, de su ardiente fe y de su heroísmo en derramar su sangre por defenderla, son históricos y responden a la realidad. Persiste la ejemplaridad del martirio como modelo para todo cristiano de nuestros días.

He aquí, pues, lo que se nos ha transmitido sobre el martirio de San Cucufate:

Era de origen africano, y nació de padres nobles y cristianos en la población de Scila. Enviado, con su hermano Félix, a Cesarea de la Mauritania para aprender las letras humanas, hizo allí grandes progresos, no sólo en el estudio, sino más aún en el espíritu. Mas, como ambos se sintieran animados de un intenso deseo del martirio, teniendo noticias de que había estallado una sangrienta persecución contra los cristianos, partieron para España y desembarcaron en Barcelona.

Al entender, pues, que el prefecto Daciano, atravesando las Galias, se dirigía a España, mientras Félix se dirigió a Gerona, Cucufate decidió esperarlo en Barcelona, mientras se preparaba con especiales oraciones para el martirio. Al mismo tiempo se dedicó al oficio de mercader, procurando ejercitar la caridad con los hermanos cristianos. Llegado, pues, Daciano a Barcelona, como entretanto se había dado a conocer Cucufate por su eximia caridad con los pobres y necesitados y por sus obras de celo, fue bien pronto delatado.

Preso, pues, por orden del juez, fue encerrado en un calabozo, donde se trató primero por todos los medios posibles de inducirle a que sacrificara a los ídolos. Mas, como persistiera con la mayor firmeza en la confesión de la fe, fue entregado en manos del prefecto Galerio para ser torturado. Este, en efecto, presa de una fiera rabia contra los cristianos, lo entregó a doce robustos soldados, con la orden de que por turno le azotaran y con las uñas de hierro y con los escorpiones lo despedazaran hasta que le quitaran la vida. Aplicáronle al punto tan inhumano tormento, y ya estaba el cuerpo del mártir completamente dilacerado cuando, por justo castigo de Dios, los verdugos se sienten heridos de ceguera y el prefecto cae herido de muerte, mientras Cucufate es milagrosamente sanado de sus heridas.

Ante tan estupendos milagros gran multitud del pueblo abandona la superstición pagana y abraza la fe de Cristo; pero, entretanto, el nuevo prefecto Maximiano, sucesor de Galerio, ordena a los verdugos asar cruelmente al mártir en las parrillas y, para aumentar la tortura, untar el cuerpo asado con vinagre y pimienta. El mártir, por su parte, puesto en medio del tormento, entona salmos al Señor, y con un nuevo milagro es sanado repentinamente, mientras los verdugos perecen en el fuego. Ciego de rabia el prefecto, y atribuyendo todas estas maravillas a arte diabólica, manda inmediatamente que se encienda un gran fuego y en él se queme el mártir; mas, puesto Cucufate en medio de la ingente llama, sumido en oración al Señor, permanece enteramente ileso, mientras la llama se extingue por completo.

Desconcertado y confuso el prefecto Maximiano, ordena volver al mártir a la cárcel, para decidir él durante la noche lo que se deberá hacer. Mas, durante aquella noche, es recreado el mártir con un resplandor celeste en su prisión, con el cual, ilustrados los carceleros, penetraron en la verdadera luz interior y creyeron en Cristo. Al tener, pues, noticia de todo esto, ciego de ira Maximiano, manda flagelar al mártir con azotes de hierro hasta quitarle la vida; pero, mientras se le aplicaba tan inhumano tormento, por efecto de la oración del mártir arde en llamas la carroza del prefecto Maximiano, y, mientras se dirigía al templo para sacrificar a los ídolos, muere presa de las llamas, al mismo tiempo que los ídolos caen al suelo hechos pedazos.

Finalmente, el nuevo prefecto Rufo, escarmentado en sus predecesores, no se atrevió a aplicar ningún tormento al mártir, sino que, pronunciando la sentencia contra Cucufate, ordena que lo pasen por la espada. Así, pues, habiendo superado la crueldad del fuego, del hierro y de todos los tormentos, herido por la espada obtuvo la palma del martirio el 25 de julio. El martirio tuvo lugar en las afueras de la ciudad, en el campamento militar denominado Castrum Octavianum, que es la actual población de San Cugat del Vallés, junto a Barcelona.

La memoria de San Cucufate se mantuvo fresca en Barcelona y en toda la Península, según se manifiesta claramente en las palabras de Prudencio, citadas al principio, y en los breves elogios de los martirológios. Desde el siglo VIII existió en el Castro Octaviano, un monasterio dedicado a San Cucufate (o San Cugat), de quien se suponía que se conservaban las reliquias. Sin embargo, conforme a una tradición, la cabeza había sido llevada a Francia. Este monasterio de San Cugat recibió su forma definitiva en los siglos XII y XIII y se conservó hasta la supresión general de 1835. El edificio se puede admirar todavía en nuestros días.

Son curiosas, por otra parte, las noticias que sabemos sobre los recuerdos de San Cucufate en Francia. En efecto, consta que Fulrado, abad del monasterio de San Dionisio, se procuró algunas reliquias de San Cucufate y las depositó en un monasterio fundado por él en Alsacia. Su nombre antiguo era La Celle-de-FuIrad; pero se cambió entonces con el de San Cucufate. Pero el año 835 el abad Hildnin hizo llevar estas reliquias a San Dionisio, de París. De hecho, consta que desde el siglo IX la devoción a San Cucufate se extendió por los alrededores de París. En las proximidades de Rucil, en medio del bosque, hay un pequeño lago que ostenta el nombre de Saint Cucufat. Según algunos investigadores, hubo allí en otros tiempos una capilla dedicada al Santo, de la que todavía en el siglo XVIII se conservaba la memoria, acudiendo el pueblo para ciertas peregrinaciones. Se le designaba con el nombre transformado de Saint Quiquenfat. Otros nombres vecinos de Guinelat, Conat y Coplian son interpretados como recuerdos de San Cugat.

BERNARDINO LLORCA, S. I.


miércoles, 24 de julio de 2019

25/07 - Traslación de las reliquias del Apóstol Santiago a Compostela (La Coruña, Galicia)


El Breviario de los Apóstoles ubica el enterramiento de Santiago en el Arca Marmórica, pero se sabe por los Hechos de los Apóstoles que Santiago murió en Jerusalén bajo el mandato de Herodes; por lo tanto, tuvo que existir una traslación del cuerpo.

El primer texto que habla de ello es una epístola sin fechar que aparece en el momento oportuno. Se atribuye a León, obispo de Jerusalén, y se dirige a francos, vándalos, visigodos y ostrogodos y, por tanto, se puede situar en torno al año 500. Se habla de 4 puntos geográficos de importancia:

1. Iria-Padrón, sede episcopal
.
2.Monte Sacro o Illicino.

3. Jerusalén, lugar de la muerte de Santiago.

4. Arcis Marmoricis, lugar del sepulcro.

Cuenta el obispo León en dicha epístola que durante la celebración de un sínodo se le presentaron 4 de los 7 discípulos de Santiago. Habían recogido el cadáver del Apóstol y lo habían transportado en una nave guiada por la mano de Dios. Llegaron a Bisria, confluencia del Ulla y Sar, en Galicia; fueron siete días de navegación y llegaron 400 años después.

En la última frase de la carta, León exhorta a la Cristiandad a acudir allí y orar porque "Ciertamente allí yace oculto Santiago."

Las noticias de la epístola de León pasaron en seguida a los martirologios que circulaban por todo Occidente. En el siglo IX, en las anotaciones correspondientes al 25 de julio se lee el párrafo siguiente: "Natividad de Santiago. Sus sagrados huesos, trasladados a España y sepultados en sus regiones occidentales, son objeto de una celebérrima veneración."

Los detalles de la ubicación del cuerpo de Santiago vinieron después de conocida la existencia de la epístola de León.

Se contaba que los discípulos sacaron el cuerpo de la barca y lo colocaron sobre una gran losa, que con el peso y como si fuese cera derretida, se transformó en un sepulcro. Después de muchas dificultades pusieron el sarcófago en una carreta tirada por bueyes que se detuvieron en un lugar llamado Pico Sacro. Colocaron las reliquias en un arca de mármol, "Arca Marmórica", y construyeron una pequeña iglesia.

Alrededor del año 813, en tiempos del Rey de Asturias Alfonso II el Casto, un ermitaño cristiano llamado Paio (Pelayo) le dijo al obispo gallego Teodomiro, de Iria Flavia (España), que había visto unas luces merodeando sobre un monte deshabitado. Hallaron una tumba donde se encontraba un cuerpo decapitado con la cabeza bajo el brazo. El rey Alfonso ordenó construir una iglesia encima del cementerio (compositum), origen de la Catedral de Santiago de Compostela («Santo Jacob del compositum»). Otros sostienen que la palabra Compostela proviene de 'campus stellae', «campo de las estrellas», debido a las luces que bailoteaban sobre el cementerio.


Fuente: Wikipedia

domingo, 21 de julio de 2019

22/07 - Santa Mirófora e Isapóstol María Magdalena


La Santa María Magdalena, portadora de mirra, nació en la cuidad de Magdala a orillas del lago Genesaret, en la región norte de la Tierra Santa. Desde su juventud María sufrió una posesión demoníaca. Por la misericordia divina, María tuvo un encuentro con Nuestro Señor Jesucristo, cuando El, predicando el Evangelio, visitó sus tierras. El Señor se compadeció y expulsó a 7 demonios que la invadían, brindándole, de esta manera, una curación tanto física como espiritual. Desde este momento María abandonó todo y se convirtió en una discípula de Cristo, sirviéndolo con otras virtuosas mujeres. 

Cuando Cristo fue llevado ante Pilato para ser injuriado, los discípulos vacilaron en su fe y huyeron, pero María no abandonó al Señor; estuvo junto a la cruz al lado de la Purísima Madre de Dios y el Apóstol Juan, el discípulo más querido. Fue ella quien acompañó el cuerpo del Salvador cuando fue llevado a Su tumba en el jardín de José de Arimatea y allí untó el Cuerpo con la preciosa mirra y las sustancias aromáticas. Por ello fue llamada portadora de mirra. Los funerales del cuerpo del Cristo fueron realizados de una manera muy apresurada, ya que era  viernes, y dentro unas horas después, al anochecer, debía comenzar la festividad de la Pascua Judía. 

Al día siguiente después de la Pascua, un domingo por la mañana temprano, cuando la oscuridad cubría todavía la tierra, María fue la primera en llegar a la tumba para finalizar el rito de la sepultura del Cuerpo del Salvador. Durante su camino a la tumba, pensaba cómo iba a poder mover la roca a la entrada de la tumba, que era muy pesada. Cuando llegó a la cueva, vio que la roca ya estaba apartada. Entonces se apresuró a regresar al lugar donde estaban los apóstoles y les contó a Pedro y a Juan lo que había sucedido. Los Apóstoles fueron corriendo a la sepultura. Al encontrar los lienzos funerarios, los apóstoles se fueron. María, llegando después de los apóstoles, entró en la cueva donde estaba la tumba y comenzó a llorar. Entonces vio a dos jóvenes vestidos de blanco. Eran dos ángeles. Uno de ellos preguntó: "Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?". María respondió: "Se llevaron a mi Señor y no sé dónde le han puesto." Al pronunciar estas palabras volvió la cabeza y vio a Jesucristo. Pero no lo reconoció. Pensando que era el hortelano, le dijo: "Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto..." Jesús le dijo: "¡María!" y reconoció ella Su voz familiar y vio que era el Salvador que había Resucitado. En un ímpetu de alegría se postró María a Sus pies. 

Ese mismo día por tercera vez, María fue digna de ver al Salvador Resucitado cuando, junto a otras mujeres portadoras de mirra, volvió a la sepultura. Les contó a los apóstoles sobre las apariciones del Salvador, pero ellos no la creyeron. María, testigo de la vida y de los milagros del Salvador, recorrió numerosos países predicado el cristianismo. 

Se dice que, predicando en Roma, fue al palacio del emperador Tiberio. Durante la audiencia le habló al emperador del Señor Jesucristo, de Sus enseñanzas y de Su Resurrección de la muerte. El emperador dudó de la Resurrección y pidió alguna evidencia de ello. Entonces María tomó un huevo cocido que estaba sobre una mesa y entregándoselo le dijo: "¡Cristo resucitó!". Mientras pronunciaba estas palabras, el huevo blanco, que tenia en sus manos el emperador, se puso de color rojo vivo.(Este acontecimiento está muy bien representando en la pared oriental del altar del hermoso templo de Santa María Magdalena que se encuentra en el jardín de Getsemaní y que fue construido por el emperador ruso Alejandro III en el año 1886. La Santa está humildemente vestida de blanco al estilo apostólico, frente al emperador Tiberio, el cual se encuentra rodeado de guardaespaldas. En su extendida mano, ella sostiene un huevo rojo). En el día de su conmemoración, en el jardín Getsemaní, después de la Santa Liturgia, a los peregrinos les ofrecían huevos rojos pascuales con las palabras: "¡Cristo resucitó!" 

Después de Roma, María Magdalena fue a Éfeso y allí ayudó en la predicación al apóstol Juan el Teólogo. Las circunstancias de su muerte son desconocidas.


Fuente: Arquidiócesis Ortodoxa Griega de Buenos Aires y Sudamérica (Patriarcado Ecuménico)

sábado, 20 de julio de 2019

V Domingo de Mateo. Lecturas de la Divina Liturgia


Rm 10,1-10: Hermanos, mi mayor deseo y lo que pido en mi oración a Dios es que ellos se salven. Yo atestiguo en favor de ellos que tienen celo por Dios, pero un celo mal entendido. Porque desconociendo la justicia de Dios y tratando de afirmar la suya propia, rehusaron someterse a la justicia de Dios, ya que el término de la Ley es Cristo, para justificación de todo el que cree. Moisés, en efecto, escribe acerca de la justicia que proviene de la Ley: "El hombre que la practique vivirá por ella". En cambio, la justicia que proviene de la fe habla así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo?, esto es, para hacer descender a Cristo. O bien: ¿Quién descenderá al Abismo?, esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos. ¿Pero qué es lo que dice la justicia?: La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, es decir la palabra de la fe que nosotros predicamos. Porque si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado. Con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se confiesa para obtener la salvación.

Mt 8,28-34;9,1: Cuando Jesús llegó a la otra orilla, a la región de los gadarenos, fueron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros. Eran tan feroces, que nadie podía pasar por ese camino. Y comenzaron a gritar: «¿Que quieres de nosotros, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?» A cierta distancia había una gran piara de cerdos paciendo. Los demonios suplicaron a Jesús: «Si vas a expulsarnos, envíanos a esa piara». El les dijo: «Vayan». Ellos salieron y entraron en los cerdos: estos se precipitaron al mar desde lo alto del acantilado, y se ahogaron. Los cuidadores huyeron y fueron a la ciudad para llevar la noticia de todo lo que había sucedido con los endemoniados. Toda la ciudad salió al encuentro de Jesús y, al verlo, le rogaron que se fuera de su territorio. Jesús subió a la barca, atravesó el lago y regresó a su ciudad.

miércoles, 17 de julio de 2019

Conferência sobre a Filocalia em Monsul


Entre os dias 5 e 7 de Julho de 2019 celebrou-se em Monsul uma conferência internacional sobre sobre a Filosofia e a Teologia da Filocalia organizada pelo Seminário São Gregório Palamas e o nosso Vicariato de Portugal e Galiza (especialmente o Pe. Manuel Sumares).

Ao seminário assistiram teólogos de toda a Europa.

São Gregório Palamas, ora por nós pecadores!

17/07 - Santas Justa y Rufina, Vírgenes y Mártires


En el día de hoy conmemoramos a dos hermanas mártires, oriundas de Hispalis (actual Sevilla, España) y que fueron martirizadas en tiempos de Diocleciano. Aunque, como he dicho, se las conmemora generalmente el 19 de julio, hay que tener en cuenta que no siempre aparecen citadas en este día: así lo hacen el Martirologio Jeronimiano –que sólo menciona a Justa- y los de Adón y Usuardo –que sí las mencionan a las dos-; pero en cambio, el Martirologio Romano las cita el día anterior, 18 de julio, y los libros litúrgicos mozárabes lo hacen el día 17.

La primera sorpresa que nos dan estas hermanas mártires es que el relato de su passio tiene todos los visos de ser bastante auténtico, sin deformaciones excesivas, lo cual nos acerca un poco mejor a su realidad cotidiana. Un lujo que, como ya sabéis, no nos permiten los relatos de los grandes mártires más conocidos. Deducimos esto a partir del relato, que es muy sobrio y exacto, dando mucha información sobre ritos y cultos grecorromanos que nos hace ver positivamente su exactitud histórica. Y eso que es del siglo VI, dos siglos después de las muertes de ambas, pero relativamente temprano si lo comparamos con otros casos. El relato, que es muy conocido ya en el siglo VII, viene recogido en un manuscrito del X, y vamos a verlo ahora.

Según este relato, las hermanas Justa y Rufina nacen en Sevilla a finales del siglo III, siendo Justa dos años mayor que su hermana –se han calculado unos 20 años de edad para la primera y 18 para la segunda-. Se ganaban la vida vendiendo cacharros de cerámica, aunque no está claro si los elaboraban ellas mismas o simplemente los compraban ya hechos y los vendían; pero en cualquier caso, es por esto que se las celebra como patronas de alfareros y vendedores de cerámica.

Pero con ocasión de las fiestas en honor a Salambó o Salambona [1], una procesión que llevaba la imagen de la diosa pasó por delante del puesto de las hermanas. Los devotos de este culto oriental iban danzando y pidiendo un óbolo (moneda) para el culto de la diosa, en este caso, para la ofrenda floral que se le haría a la imagen en su jardín sagrado. A ellas les pidieron directamente unas jarras de las que vendían para colocar las flores. Pero ellas, que eran cristianas y no querían contribuir al culto de un ídolo pagano, se negaron. Entonces, en venganza, los devotos de la diosa se arrojaron sobre la tienda y les rompieron toda la mercancía que tenían para la venta. Ellas, indignadas, se volvieron directamente contra la imagen de la diosa y la hicieron pedazos.

Naturalmente, esto causó gran furia entre los devotos, que se apoderaron de ellas, las ataron, y entre golpes, insultos y maltratos, las llevaron hasta el pretorio y las entregaron al gobernador Diogeniano, que entonces regía la provincia de la Bética. Él, para hacer justicia contra el sacrilegio cometido, las hizo encarcelar y torturar. Trató de obligarlas a participar en una nueva procesión en honor de Salambona, esta vez con los pies descalzos para mostrar mayor piedad, pero como se negaron rotundamente; mandó torturarlas con crueldad: las descoyuntaron en el potro, las colgaron desnudas de sus cabellos al techo de la cárcel y las azotaron hasta que se desmayaron, les arrancaron las uñas de las manos y de los pies y luego; en este estado, las ataron a un carro y las fueron arrastrando por lo más pedregoso y abrupto de la Sierra Morena, hasta que se desmayaron de nuevo.

En este estado en que quedaron, a Justa se le infectaron las heridas y le subió la fiebre, por lo que murió de noche en la cárcel, quedando sola la hermana menor, Rufina. Aquí el relato dice que ella murió finalmente decapitada, aunque la tradición popular ha querido ponerla en la arena del anfiteatro, arrojada a un león, que en lugar de atacarla se puso a lamerle las heridas de los pies destrozados, como se la suele representar habitualmente. En cualquier caso, ambas finalmente murieron y se asume generalmente que la época del martirio fue en torno al año 287; y el motivo, no habiendo todavía una persecución legalmente establecida, al menos contra los cristianos de a pie, sería la agresión o sacrilegio contra un culto pagano.

Los cuerpos de las Santas se veneraron en Sevilla desde el mismo tiempo del martirio hasta la llegada de los musulmanes en 711, en esta etapa se escondieron para evitar su profanación y dispersión. Se habían perdido, pero el siglo pasado fueron descubiertas en Alcalá de los Gazules, Cádiz, por lo que han sido plenamente recuperadas y se pueden venerar de nuevo. También, bajo la iglesia de la Trinidad en Sevilla, se conservan las cárceles donde fueron encerradas y torturadas. Se pueden observar unas cruces grabadas en la pared de una celda, que ellas habrían trazado rascando la pared con las uñas, así como las argollas en el techo donde las habrían suspendido, colgando de sus cabellos.

La iconografía las suele representar juntas, rodeadas de sus cacharros de cerámica y sosteniendo la torre de la Giralda, el minarete almohade que es lo único que resta de la antigua mezquita de Sevilla. Esto es así porque se dice que durante un terremoto violento que sufrió la ciudad durante la Edad Media, no afectó en absoluto a la torre, que no se desplomó, fenómeno que los sevillanos atribuyeron a la intervención de las Santas –cuando en realidad, la magnífica cimentación de la torre tiene mucho que decir al respecto-. En cualquier caso, siempre aparecen así y podemos distinguir a Rufina, porque a menudo le colocan un león a los pies.

[1] Salambona es una advocación de la diosa Venus en actitud triste y llorosa por la muerte de su amante Adonis. Digamos pues, que es una especie de Venus Dolorosa. Los ritos sirios celebraban la muerte y metamorfosis de Adonis con una simbología asociada a la naturaleza y al renacer de las cosas, y por tanto, venerar el dolor de Venus por la pérdida de su amante era también parte de estos ritos.


Fuente: www.preguntasantoral.es

lunes, 15 de julio de 2019

Católicos y ortodoxos de Madrid celebrarán la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación el 7 de septiembre


El sábado 7 de septiembre, la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal y el Arzobispado de Madrid (Iglesia Católica Romana) celebran la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación (JMOCC 2019), invitando a la ciudadanía madrileña a reflexionar sobre la importancia de ser, como reza el lema, Custodios de la biodiversidad.

Durante esta jornada, organizada por la Comisión Mixta Ortodoxo-Católica Romana para la JMOCC en Madrid, estarán presentes el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro; el metropolita del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, monseñor Policarpo; y el obispo ortodoxo rumano, monseñor Timotei. La oración contará con la participación del grupo musical Siquem.

Una oración ecuménica con Dios en el centro

El evento se desarrollará en dos momentos y lugares distintos. 

En primer lugar, el colegio Cristo Rey (Santa Úrsula, 5 - metro Puerta del Ángel) acogerá un acto que comenzará a las 10:00 horas con un panel de expertos del ámbito religioso, académico y civil, que abordará la Custodia de la biodiversidad desde la espiritualidad cristiana (con el padre Demetrio R. Sáez, IO), desde los problemas que generan dicha pérdida (con el padre Jaime Tatay, SJ) y desde las acciones positivas que buscan frenar y/o revertir esta tendencia (con Asunción Ruiz, SEO/Birdlife). 

A las 11:30 horas, se traladarán a pie hasta el Cerro de la Torrecilla, en la Casa de Campo (junto al lago y las pistas de tenis - metro Lago), donde, a las 12:00 horas, tendrá lugar el acto central: la oración ecuménica, presidida por el cardenal Osoro, por monseñor Policarpo y por monseñor Timotei. En caso de lluvia, la oración se trasladará a la parroquia Santa Cristina (paseo de Extremadura, 32).

«Gracias por la biodiversidad que nos rodea»

Motivados por los recientes informes de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES), patrocinados por varias agencias de la ONU, que sitúan en peligro de extinción a un millón de especies de los ocho millones existentes, con el gran riesgo que esto supone para nuestra propia supervivencia como especie en diversos puntos del planeta, ambos episcopados invitan a dar gracias «por la biodiversidad que nos rodea» y a reconocer su «importancia vital para el ser humano».

Además, proponen reflexionar sobre nuestra responsabilidad individual y comunitaria «en este pecado contra Dios y contra la humanidad», que es «la extinción de especies por causas humanas». La actual situación «reclama acciones urgentes hacia la conversión personal y comunitaria, especialmente en nuestros valores y hábitos de consumo».

Por este motivo, se anima a participar en una jornada centrada en la rica biodiversidad de la Creación, ubicando su principal acto en el pulmón de Madrid, en la Casa de Campo. Este espacio, que sirve como lugar de ocio y esparcimiento, pero que es hábitat vital para varias especies de flora y fauna de nuestra región.

Más información: 619 285 243 y comisionecologiaintegral@gmail.com

sábado, 13 de julio de 2019

Domingo de los Santos Padres del IV Concilio Ecuménico. Lecturas de la Divina Liturgia


Tit 3,8-15: Esta es una doctrina digna de la fe, y quiero que en este punto seas categórico, para que aquellos que han puesto su fe en Dios procuren destacarse por sus buenas obras. Esto sí que es bueno y provechoso para los hombres. Evita, en cambio, las investigaciones insensatas, las genealogías, las polémicas y las controversias sobre la Ley: todo esto es inútil y vano. En cuanto a los que crean facciones, después de una primera y segunda advertencia, apártate de ellos: ya sabes que son extraiados y pecadores que se condenan a sí mismos. Cuando te mande a Artemás o a Tíquico, trata de ir a mi encuentro en Nicópolis, porque es allí donde he decidido pasar el invierno. Toma todas las medidas necesarias para el viaje del abogado Zenas y de Apolo, a fin de que no les falte nada. Los nuestros deben aprender a destacarse por sus buenas obras, también en lo que se refiere a las necesidades de este mundo: de esa manera, su vida no será estéril. Recibe el saludo de todos los que están conmigo. Saluda a aquellos que nos aman en la fe. La gracia del Señor esté con todos ustedes.

Mt 5,14-19: Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice. El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.

13/07 - Santa Mártir Golinduc


Santa Golinduc era persa y vivió durante el reinado de Cosroes II, Rey de Persia (590-628), y de Mauricio, Emperador de la Nueva Roma (582-602).

Movida por una revelación divina a hacerse cristiana, fue denunciada a Cosroes por su propio marido y encerrada en una mazmorra llamada ‘Olvido’ durante dieciocho años, soportando todos los intentos de hacerla renegar de Cristo y siendo preservada por la gracia de Dios.

Liberada mediante la visitación de un ángel, se marchó a Jerusalén y luego a Constantinopla, donde reposó en paz.

En el Bautismo recibió el nombre de María.

13/07 - Esteban del Monasterio de Mar Sabas


Según algunos, el San Esteban celebrado hoy fue un sobrino de San Juan Damasceno, diferente al celebrado el 28 de octubre, que después también se convirtió en Obispo.

13/07 - Sinaxis del Arcángel Gabriel


Se cree que la Sinaxis del Arcángel Gabriel fue transferida a este día desde el 26 de marzo para que pudiera ser celebrada de manera más festiva que en el período de la Santa y Gran Cuaresma; de hecho, todos los milagros del Arcángel son celebrados en este día, que aparece aquí en los libros eclesiásticos desde el siglo IX.

viernes, 12 de julio de 2019

12/07 - Proclo e Hilarión, Mártires de Ancira


Estos Mártires lucharon en Ancira en 106, durante el reinado del Emperador Trajano.

San Proclo fue capturado por cristiano y, confesando su fe, le quemaron los costados y la barriga, lo colgaron de una viga con piedras pesadas atadas a los pies y finalmente se lo llevaron para asaetarlo.

En el camino, su sobrino Hilarión se encontró con él y lo saludó, por lo que también fue capturado. Tras la muerte por asaetamiento de su tío, Hilarión, no queriendo renegar de Cristo, fue torturado y luego decapitado.

jueves, 11 de julio de 2019

11/07- La Alabadísima Olga, Isoapóstol, Princesa de Kiev


Santa Olga, famosa por su sabiduría y sobriedad, se convirtió en su juventud en esposa de Ígor, Gran Príncipe de Kiev, que reinó en el siglo X. Tras la muerte de su esposo, ella misma gobernó de manera muy hábil, y finalmente aceptó la Fe de Cristo y viajó a Constantinopla para recibir el Santo Bautismo.

El Emperador, al ver su belleza exterior y su grandeza interior, le pidió que se casara con él. Ella replicó que no podía hacerlo antes de recibir el Bautismo y le pidió que fuera su padrino, a lo que él accedió. Después de bautizarse (recibiendo el nombre de Elena), el Emperador le repitió su propuesta de matrimonio, pero ella respondió que ahora era su padre mediante el Santo Bautismo y que ni siquiera entre los paganos era lícito que un padre se casara con su hija. El Emperador comprendió finalmente que Elena había sido más astuta que él y la envió de vuelta a su tierra con sacerdotes, textos sagrados y santos iconos.

Aunque su hijo Esviatoslao permaneció pagano, Olga/Elena plantó la semilla de la fe en su nieto Vladimiro (ver el 15 de julio).

Reposó en paz en el año 969.

11/07 - Eufemia la Megalomártir, Patrona de nuestra Sacra Metrópolis


En 451, durante el reinado de los Soberanos Marciano y Pulqueria, fue convocado el Cuarto Concilio Ecuménico contra Eutiques y sus partidarios. Tras mucho debate, los Padres defensores de la Ortodoxia -630 en número- acordaron entre ellos y con sus adversarios que cada grupo escribiera por separado sus respectivas profesiones de fe y pedir a Dios que confirmara la verdad.

Preparados ambos textos, colocaron los dos tomos en el cofre que contenía las reliquias de Santa Eufemia, la sellaron y se marcharon de donde se encontraban. Después de tres días de continuos ruegos, abrieron el relicario en presencia del Emperador y encontraron el tomo de los herejes bajo los pies de la Mártir y el de los ortodoxos en su mano derecha. (Para conocer la vida de la Santa, ver el 16 de septiembre).

miércoles, 10 de julio de 2019

Elección de nuevo Metropolitano y nuevo Obispo del Patriarcado Ecuménico


Los miembros del Santo y Sagrado Sínodo del Patriarcado Ecuménico, presidido por Su Toda Santidad Bartolomé I, han acordado en su sesión de hoy, miércoles 10 de julio de 2019, la elección del Obispo Crisóstomo de Cianea, que es también Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Tiatira y Gran Bretaña, como Metropolitano de Heliópolis.

Por otro lado, el Gran Sincelo Ambrosio fue elegido Obispo de Eudocia, Obispo Auxiliar del Metropolitano Soterio de Pisidia.


Fuente e imagen: Romfea News
Traducción del inglés propia

10/07 - Deposición de la Preciosa Túnica de nuestro Señor Jesucristo en Moscú


Después de la Crucifixión de nuestro Señor, su preciosísima túnica le cayó en suertes a un cierto Elioz, soldado georgiano que participó en la ejecución. Él se la llevó a Georgia, donde permaneció hasta que el país fue invadido por los persas.

El Sah Abás, queriendo tener buenas relaciones con el Zar Miguel Fiódorovich, envió la Túnica a Moscú como regalo para el Patriarca Filareto. Esto tuvo lugar en marzo de 1625, y se ordenó que se celebrara en este día de julio.

10/07 - 45 Santos Mártires de Nicópolis, Armenia


Los Cuarenta y Cinco Mártires de Nicópolis contendieron durante el reinado de Licinio, en el año 315.

Tras muchos tormentos, fueron quemados vivos.

martes, 9 de julio de 2019

09/07 - El Santo Hieromártir Pancracio, Obispo de Taormina en Sicilia


Este Santo, contemporáneo de los Apóstoles, era originario de Antioquía, donde fue guiado a la Fe en Cristo por Pedro, el Jefe de los Apóstoles.

Posteriormente se fue a Sicilia, donde condujo a muchos a la Fe, y finalmente fue asesinado por los paganos.

lunes, 8 de julio de 2019

El Patriarca Ecuménico en Kontoskali


El Patriarca Ecuménico Bartolomé celebró la Divina Liturgia en la iglesia de Santa Ciríaca en Kontoskali el pasado domingo 7 de julio de 2019.

El Metropolitano Atenágoras de Cidonia, Oficial en Jefe, asistió igualmente a la Liturgia, así como el presidente de la Asociación de Naturales de Kontoskali en Atenas, Jristos Inepekoglu.

El Patriarca Ecuménico, tras felicitar al Metropolitano Máximo de Selibria por su trabajo, se refirió a la significación de las fiestas de la Iglesia, fuente de enriquecimiento espiritual para los fieles y oportunidad para la renovación existencial, y destacó asimismo la contribución de las mujeres a la vida eclesial.

Luego el Patriarca Ecuménico se dirigió al Monasterio de la Madre de Dios Fuente Vivificafora de Balukli, donde celebró un trisagio en memoria de uno de sus predecesores, el Patriarca Atenágoras, a los 47 años de su reposo.


Fuente: Romfea News
Traducción del inglés y adaptación propias

domingo, 7 de julio de 2019

III Domingo de Mateo. Lecturas de la Divina Liturgia


Gál 3,23-29;4,1-5: Y así, antes de que llegara la fe, estábamos encerrados bajo la vigilancia de la ley, en espera de la fe que debía manifestarse. De manera que la ley ha sido nuestro pedagogo hasta Cristo, para ser justificados por la fe. Mas, una vez llegada la fe, ya no estamos bajo el pedagogo. Pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. En efecto, todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo: ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y si sois de Cristo, ya sois descendencia de Abraham, herederos según la Promesa. Pues yo digo: Mientras el heredero es menor de edad, en nada se diferencia de un esclavo, con ser dueño de todo; sino que está bajo tutores y administradores hasta el tiempo fijado por el padre. De igual manera, también nosotros, cuando éramos menores de edad, vivíamos como esclavos bajo los elementos del mundo. Pero, al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley, y para que recibiéramos la filiación adoptiva.

Mt 6,22-33: La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá! Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero. Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida? Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura.