miércoles, 29 de agosto de 2018

Mensaje de Su Santidad el Patriarca Ecuménico para la Indicción 2018


✠ BARTOLOMÉ

Por la misericordia de Dios Arzobispo de Constantinopla-Nueva Roma y Patriarca Ecuménico

Al pléroma de la Iglesia: gracia, paz y misericordia del Creador de todo, nuestro Señor, Dios y Salvador Jesucristo

Queridos hermanos y hermanas en el Señor,

Veintinueve años han pasado desde que la Madre Iglesia estableció la Fiesta de la Indicción como "Día para la protección del medio ambiente". A lo largo de todo este tiempo, el Patriarcado Ecuménico ha inspirado y liderado diversas actividades que han traído mucho fruto y han puesto de relieve los recursos espirituales y ecológicos de nuestra tradición ortodoxa.

Las iniciativas ecológicas del Patriarcado Ecuménico han servido de estímulo para que la teología muestre los principios beneficiosos para el medio ambiente de la antropología y la cosmología cristianas, así como para promover la verdad de que ninguna visión para el discurrir de la humanidad a lo largo de la historia tiene valor alguno si no incluye asimismo la expectativa de un mundo que funcione como verdadero "hogar" (oikos) para la humanidad, especialmente en un momento en que la actual y creciente amenaza contra el medio natural implica la posibilidad de una destrucción ecológica mundial. Esta evolución es la consecuencia de la elección de un desarrollo económico, tecnológico y social que no respeta ni el valor del ser humano ni la santidad de la naturaleza. Es imposible cuidar de verdad a los seres humanos si al mismo tiempo se destruye el medio natural como fundamento de la vida, minando esencialmente el futuro de la humanidad.

Aunque no consideramos apropiado juzgar la civilización moderna con criterios relacionados con el pecado, deseamos señalar que la destrucción del medio natural en nuestra época está asociada con la arrogancia humana contra la naturaleza y nuestra relación de dominio hacia el medio ambiente, así como con el modelo de eudemonismo o disposición a la codicia como actitud general en la vida. Aunque sea incorrecto creer que los seres humanos estaban mejor en el pasado, es igualmente inadecuado cerrar los ojos a lo que está ocurriendo hoy. El futuro no pertenece a la humanidad si esta busca persistentemente el placer artificial y la satisfacción de lo novedoso: vivir en un derroche egoísta y provocador al tiempo que se pasa por alto a los demás o se explota injustamente a los vulnerables. El futuro pertenece a la recta justicia y al amor compasivo, a una cultura de la solidaridad y el respeto a la integridad de la creación.

Este 'ethos' y esta cultura están preservados en la tradición eclesial divina y humana de la Ortodoxia. La vida sacramental y devocional de la Iglesia experimenta y expresa una visión, un planteamiento y un uso eucarístico de la creación. Tal relación con el mundo es incompatible con cualquier forma de introversión e indiferencia hacia la creación, con cualquier tipo de dualismo que separa la materia del espíritu y mina la creación material. Por el contrario, la experiencia eucarística sensibiliza y moviliza al creyente a una acción en el mundo respetuosa del medio ambiente. En este espíritu, el Santo y Gran Concilio de la Iglesia Ortodoxa hizo hincapié en que "en los sacramentos de la Iglesia, la creación es afirmada y se anima a los seres humanos a actuar como mayordomos, protectores y 'sacerdotes' de la creación, ofreciéndola como doxología al Creador" (Encíclica, párrafo 14). Todo tipo de abuso y destrucción de la creación, junto con su transformación en objeto de explotación, constituye una distorsión del espíritu del Evangelio cristiano. No es casualidad que la Iglesia Ortodoxa haya sido caracterizada como la expresión ecológica del cristianismo en tanto en cuanto que es la Iglesia que ha conservado la Santa Eucaristía como centro de su existencia.

Por consiguiente, las iniciativas ecológicas del Patriarcado Ecuménico no se han desarrollado simplemente en respuesta o reacción a la moderna e inaudita crisis ecológica, sino como expresión de la vida de la Iglesia, como extensión del 'ethos' eucarístico en la relación del creyente con la naturaleza. Esta conciencia ecológica innata de la Iglesia fue valientemente declarada frente a la amenaza contemporánea contra el medio natural. La vida de la Iglesia Ortodoxa es ecología aplicada, un respeto tangible e inviolable hacia el medio natural. La Iglesia es un acto de comunión, una victoria sobre el pecado y la muerte, así como sobre la autocomplacencia y el egocentrismo, que constituyen la causa misma de la devastación ecológica. El creyente ortodoxo no puede permanecer indiferente ante la crisis ecológica. El cuidado de la creación y la protección del medio ambiente son la ramificación y la articulación de nuestra fe ortodoxa y nuestro 'ethos' eucarístico.

Está claro, pues, que para contribuir y responder eficazmente al desafío ecológico al que nos enfrentamos la Iglesia tiene que reconocer e investigar las cuestiones más relevantes. Todos conocemos que la mayor amenaza para nuestro mundo es actualmente el cambio climático y sus consecuencias destructoras, incluso para nuestra supervivencia en el planeta. Este tema fue uno de los principales en el 9º Simposio Ecológico, titulado "Hacia una Ática más verde: conservar el planeta y proteger a su gente", organizado por el Patriarcado Ecuménico el pasado mes de junio en las Islas Sarónicas de Espetses e Hidra. Desafortunadamente, los recientes y devastadores incendios en el Ática y las inminentes consecuencias de esta inmensa destrucción medioambiental constituyen una trágica prueba de las opiniones expresadas por los participantes en el simposio acerca de la gravedad de la amenaza ecológica.

Venerables jerarcas y amados hijos en el Señor,

La cultura ecológica de la fe ortodoxa es la realización de esta visión eucarística de la creación, resumida y expresada en su vida y práctica eclesial. Este es el mensaje eterno de la Iglesia Ortodoxa sobre el tema de la ecología. La Iglesia predica y proclama "las mismas cosas" "en todo tiempo" de acuerdo con las irrefutables palabras de su Fundador y Líder en el sentido de que "el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (Lc 21,33). Ciñéndose a esta tradición, la Madre Iglesia llama a todas sus Archidiócesis y Metrópolis, así como a sus parroquias y monasterios de todo el mundo, a desarrollar iniciativas, coordinar proyectos, organizar conferencias y actividades que fomenten la  conciencia y la sensibilidad medioambiental, de modo que nuestros fieles se den cuenta de que la protección del medio natural es responsabilidad espiritual de todos y cada uno de nosotros. La candente cuestión del cambio climático, junto con sus causas y consecuencias para nuestro planeta y para la vida diaria, ofrecen una oportunidad para embarcarse en un diálogo basado en principios de ecología teológica, pero también una ocasión para emprender proyectos prácticos específicos. Es de una importancia vital hacer hincapié en la acción en el ámbito local. La parroquia constituye la célula de la vida eclesial como lugar adecuado para la presencia, el testimonio, la comunicación y la colaboración personales: una comunidad viva de adoración y servicio.

También hay que prestar especial atención a la organización de programas educativos cristocéntricos para nuestros jóvenes con el objetivo de cultivar un 'ethos' ecológico. La instrucción eclesiástica debe infundir en sus almas un respeto por la creación como algo "muy bueno" (Gn 1,26), animándolos a militar a favor del cuidado y la protección de la creación, de la verdad liberadora y la frugalidad y del 'ethos' ascético de compartir y sacrificarse. Es imperativo que los jóvenes reconozcan su responsabilidad en la puesta en marcha práctica de las consecuencias ecológicas de nuestra fe, así como que sean conscientes y promulguen la contribución fundamental del Trono Ecuménico en la conservación del medio natural.

Para concluir, os deseamos a todos un bendito año ecleciástico y un fruto abundante en vuestras luchas espirituales, invocando sobre vosotros la gracia vivificadora y la inagotable misericordia del Dador de todo lo bueno, nuestro Señor, Dios y Salvador Jesucristo, el Comenzador y Perfeccionador de nuestra fe, por las intercesiones de la Panaguía Panmakáristos, cuyo venerable icono, sagrada reliquia de todos los pueblos ortodoxos, reverente y humildemente veneramos hoy.

✠ Bartolomé de Constantinopla

martes, 28 de agosto de 2018

Mensagem de Sua Santidade BARTOLOMEU I, Patriarca Ecumênico, para o Início do Ano Novo Eclesiástico Dia de Oração pela Proteção da Criação 2018


✠ BARTOLOMEU
PELA GRAÇA DE DEUS, ARCEBISPO DE CONSTANTINOPLA-NOVA ROMA
E PATRIARCA ECUMÊNICO.

A TODO O PLEROMA DA IGREJA
GRAÇA, PAZ E MISERICÓRDIA DO ARTÍFICE DE TODA A CRIAÇÃO,
O SENHOR DEUS E SALVADOR NOSSO, JESUS CRISTO

Irmãos e irmãs, filhos amados no Senhor,

Vinte e nove anos se passaram desde que a Igreja Mãe instituiu a Festa da Indicção como o “Dia da Proteção do Meio Ambiente”. Durante todo esse tempo, o Patriarcado Ecumênico inspirou e foi pioneiro em diversas iniciativas que produziram abundantes frutos e destacaram os recursos espirituais e ecológicos da nossa tradição ortodoxa.

As iniciativas ecológicas do Patriarcado Ecumênico proveram estímulo para a teologia mostrar os princípios ecológicos da antropologia e da cosmologia cristã, bem como, promover a verdade de que nenhuma visão para a jornada humana através da história tem qualquer valor se não incluir também a expectativa do mundo como um verdadeiro “lar” (oikos) para a humanidade, particularmente em uma época em que a contínua e crescente ameaça contra o meio ambiente está repleta da possibilidade de destruição ecológica mundial. Essa evolução é conseqüência de uma específica escolha de modelo de desenvolvimento econômico, tecnológico e social que não respeita nem o valor do ser humano nem a santidade da natureza. É impossível cuidar verdadeiramente dos seres humanos e, ao mesmo tempo, destruir o meio ambiente como o próprio fundamento da vida, essencialmente minando o futuro da humanidade.

Embora não consideremos apropriado julgar a civilização moderna com base em critérios relacionados ao pecado, desejamos enfatizar que a destruição do meio ambiente, em nossa época, está associada à arrogância humana contra a natureza e a nossa relação de dominação em relação ao meio ambiente, assim como com o modelo de eudemonismo ou disposição para a ganância como uma atitude geral na vida. Por mais incorreto que seja crer que as coisas foram melhores no passado, é igualmente inadequado fechar os olhos ao que está acontecendo hoje. O futuro não pertence à humanidade – insiste-se em perseguir a busca artificial do prazer e da sempre renovada satisfação – vivendo em desperdício egoísta e provocador, ignorando os outros ou explorando injustamente os vulneráveis. O futuro pertence ao justo, à justiça, ao amor compassivo, a uma cultura de solidariedade e respeito pela integridade da criação.

Este ethos e cultura estão preservados na tradição eclesial divina e humana da Ortodoxia. A vida sacramental e devocional da Igreja experimenta e expressa uma visão eucarística na abordagem e uso da criação. Tal relação com o mundo é incompatível com todas as formas de introversão e indiferença em relação à criação, com todas as formas de dualismo que separa a matéria do espírito e mina a criação material. Pelo contrário, a experiência eucarística sensibiliza e mobiliza o crente para ações ambientalmente amigáveis no mundo. Neste espírito, o Santo e Grande Concílio da  Igreja Ortodoxa enfatizou que “nos sacramentos da Igreja, a criação é afirmada e os seres humanos são incentivados a agir como administradores, protetores e ‘sacerdotes’ da criação, oferecendo-a em doxologia ao Criador” (Encíclica, par. 14). Todas as formas de abuso e destruição de criação, assim como o seu uso como objeto de exploração, constitui uma distorção do espírito do evangelho cristão. Não é coincidência que a Igreja Ortodoxa tem sido caracterizada como a expressão ecológica do cristianismo, na medida em que é a Igreja que preservou a Eucaristia como centro de seu ser.

Consequentemente, as iniciativas ecológicas do Patriarcado Ecumênico não foram simplesmente desenvolvidas em resposta ou em reação à moderna e sem precedente crise ecológica, mas como uma expressão da vida da Igreja, uma extensão do ethos eucarístico na relação do crente com a natureza. Essa consciência ecológica inata da Igreja foi corajosamente e com sucesso declarada em face à ameaça contemporânea ao meio ambiente natural. A vida da Igreja Ortodoxa é a ecologia aplicada, um respeito tangível e inviolável pelo ambiente natural. A Igreja é um evento de comunhão, uma vitória sobre o pecado e a morte, bem como sobre a justiça própria e o egocentrismo – todos causa da devastação ecológica. O cristão ortodoxo não pode estar indiferente à crise ecológica. O cuidado da criação e  a proteção ao meio ambiente são ramificação e articulação da nossa fé ortodoxa, ethos eucarístico.

Esta consciência ecológica inata da Igreja foi corajosamente e com sucesso declarou em face da ameaça contemporânea para o ambiente natural. A vida da Igreja Ortodoxa é aplicada ecologia, um respeito tangível e intangível para o ambiente natural. A Igreja é um evento de comunhão, uma vitória sobre o pecado ea morte, bem como sobre a auto-justiça e-egocentrismo todos os quais constituem a própria causa da devastação ecológica. O crente ortodoxo não pode ficar indiferente à crise ecológica. Cuidado com a criação e proteção ambiental são a ramificação e articulação de nossa fé ortodoxa e ethos eucarístico.

É claro, então, que para contribuir e responder eficazmente ao desafio ecológico que enfrentamos, a Igreja busca identificar e investigar as questões relevantes. Nós todos sabemos que a maior ameaça ao nosso mundo de hoje é a mudança climática e suas conseqüências destrutivas, até mesmo para a nossa sobrevivência no planeta. Este tópico foi de suma importância no 9º Simpósio Ecológico, intitulado “Rumo a uma Ática Verde: Preservando o planeta e protegendo seu povo”, organizado pelo Patriarcado Ecumênico em junho passado nas Ilhas Sarônicas de Spetses e Hidra. Infelizmente, os recentes incêndios devastadores na Ática e as conseqüências iminentes dessa imensa destruição ambiental constituem uma prova trágica das opiniões compartilhadas pelos participantes do simpósio sobre a gravidade da ameaça ecológica.

Veneráveis hierarcas, filhos e filhas amados no Senhor,

A cultura ecológica da fé ortodoxa é a realização de sua visão eucarística da criação, resumida e expressada na vida e na práxis da Igreja. Esta é a eterna mensagem da Igreja Ortodoxa sobre a questão da ecologia. A Igreja prega e proclama “as mesmas coisas” “em todos os tempos”, de acordo com as palavras inexpugnáveis do seu Fundador e Líder, que “o céu e a terra passarão, mas as minhas palavras não passarão” (Lc 21:33). Aderindo a esta tradição, a Mãe Igreja convoca suas Arquidioceses e Metrópoles, bem como suas paróquias e monastérios em todo o mundo, a desenvolver iniciativas, coordenar projetos, organizar conferências e atividades que promovam a consciência e a sensibilidade ambiental, para que nossos fiéis percebam que a proteção do meio ambiente natural é responsabilidade espiritual de todos e de cada um de nós. A questão candente da mudança climática, juntamente com suas causas e conseqüências para o nosso planeta e para a vida cotidiana, oferece uma oportunidade de engajamento no diálogo dialogar baseado nos princípios de ecologia teológica, mas também uma ocasião para esforços práticos específicos. É de vital importância que se de toda ênfase às ações em nível local. A paróquia constitui a célula da vida da Igreja, lugar de presença pessoal e testemunho, comunicação e colaboração – uma comunidade viva de adoração e serviço.

Atenção especial também deve ser dirigida à organização de programas educacionais centrados em Cristo para os nossos jovens, a fim de cultivar um ethos ecológico. Instrução eclesiástica deve incutir em suas almas como “muito bom” o respeito pela criação (Gn 1:26), encorajando-os a defender e promover o cuidado e proteção à criação, a verdade libertadora da simplicidade e sobriedade, bem como o ethos eucarístico e ascético de partilha e sacrifício. É imperativo que os jovens, homens e mulheres, reconheçam sua responsabilidade pela implementação prática das conseqüências ecológicas de nossa fé, ao mesmo tempo em que vamos nos tornando familiarizados e promulgando a contribuição definitiva do Trono Ecumênico na preservação do meio ambiente natural.

Em conclusão, desejamos a todos vós um Novo Ano Eclesiástico abençoado, com abundantes benefícios em vossas lutas espirituais, invocando sobre todos vós a graça vivificante e a infinita misericórdia do Doador de todas os bens, nosso Senhor, Deus e Salvador Jesus Cristo, o Aperfeiçoador da nossa fé, pelas intercessões da Panaghia Pammakaristos, cujo honorável ícone, herança sagrada de todos os ortodoxos, reverenciamos e humildemente veneramos neste dia.

1º de setembro de 2018.

✠  Bartolomeu de Constantinopla


Fonte e tradução: www.ecclesia.com.br

sábado, 25 de agosto de 2018

XIII Domingo de Mateo. Lecturas de la Divina Liturgia


1 Cor 16,13-24: Vigilad; estad firmes en la fe; sed valientes y esforzaos. Todas vuestras cosas sean hechas con amor. Hermanos, sabéis que la casa de Estéfanas es las primicias de Acaya y que se han dedicado al servicio de los santos; os ruego que vosotros os sujetéis a los tales y a todos los que colaboran y trabajan arduamente. Me alegro de la venida de Estéfanas, Fortunato y Acaico, porque éstos suplieron lo que me faltaba de vuestra parte; porque tranquilizaron mi espíritu y el vuestro. Reconoced, pues, a los tales. Os saludan las iglesias de Asia. Aquiles y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor. Os saludan todos los hermanos. Saludaos los unos a los otros con un beso santo. La salutación de mi mano: Pablo. Si alguno no ama al Señor, sea anatema. ¡Maranatha! La gracia del Señor Jesús sea con todos vosotros. Mi amor sea con todos vosotros en Cristo Jesús. Amén.

Mt 21,33-42: Oíd otra parábola: Había un hombre, dueño de un campo, quien plantó una viña. La rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, edificó una torre, la arrendó a unos labradores y se fue lejos. Pero cuando se acercó el tiempo de la cosecha, envió sus siervos a los labradores para recibir sus frutos. Y los labradores, tomando a sus siervos, a uno hirieron, a otro mataron y a otro apedrearon. Él envió de nuevo otros siervos, en mayor número que los primeros, y les hicieron lo mismo. Por último, les envió a su hijo, diciendo: “Tendrán respeto a mi hijo.” Pero al ver al hijo, los labradores dijeron entre sí: “Éste es el heredero. Venid, matémosle y tomemos posesión de su herencia.” Le prendieron, le echaron fuera de la viña y le mataron. Ahora bien, cuando venga el señor de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores? Le dijeron: --A los malvados los destruirá sin misericordia, y arrendará su viña a otros labradores, quienes le pagarán el fruto a su tiempo. Jesús les dijo: --¿Nunca habéis leído en las Escrituras? La piedra que desecharon los edificadores, ésta fue hecha cabeza del ángulo. De parte del Señor sucedió esto, y es maravilloso a nuestros ojos.

domingo, 19 de agosto de 2018

XII Domingo de Mateo. Evangelio de la Divina Liturgia


Mt 19,16-26: Un joven fue a ver a Jesús y le preguntó: –Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para tener vida eterna? Jesús le contestó: – ¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Bueno solamente hay uno. Pero si quieres entrar en la vida, cumple los mandamientos. – ¿Cuáles? –preguntó el joven. Jesús le dijo: –‘No mates, no cometas adulterio, no robes, no digas mentiras en perjuicio de nadie, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo.’ –Todo eso ya lo he cumplido –dijo el joven –. ¿Qué más me falta? Jesús le contestó: –Si quieres ser perfecto, ve, vende lo que tienes y dáselo a los pobres. Así tendrás riquezas en el cielo. Luego ven y sígueme. Cuando el joven oyó esto, se fue triste, porque era muy rico. Jesús dijo entonces a sus discípulos: –Os aseguro que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Os lo repito: le es más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el reino de Dios. Al oírlo, sus discípulos se asombraron más aún, y decían: –Entonces, ¿quién podrá salvarse? Jesús los miró y les contestó: –Para los hombres esto es imposible, pero no para Dios.

jueves, 16 de agosto de 2018

Memoria de actividades de S.E. Policarpo en los meses de junio y julio de 2018


JUNIO DE 2018

01/06: Asistió en la iglesia parroquial de Santa Marina de Heliópolis (Atenas) a la celebración de los Oficios Sagrados de las Vísperas y del Canon Paraclético (de Súplica) a San Nectario Taumaturgo.

02/06: Participó en el Aeropuerto Internacional de Atenas en la acogida oficial a Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé y se unió a su Séquito, formando parte de él. Después de la acogida, todos se dirigieron a la aldea de Termas de Edipsós, en la Archidiócesis de Calcis, donde se alojaron. Seguidamente participó en el almuerzo oficial ofrecido por las autoridades locales en honor de Su Santidad. Por la tarde participó en las Grandes Vísperas Solemnes del Domingo de Todos los Santos, presididas por Su Santidad en el Catolicón del Sagrado Monasterio de San David de Eubea, durante las cuales fue leída el Acta Patriarcal y Sinodal de Canonización del Abad de dicho Monasterio, el Archimandrita Jacobo Tsalikis (+ 21.11.1991). Después participó en la cena oficial ofrecida por el Emmo. Metropolita de Calcis, Crisóstomo, en honor de Su Santidad.

03/06: Concelebró con Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé y otros Metropolitas en el Catolicón del Monasterio arriba mencionado la Divina Liturgia Patriarcal del Domingo de Todos los Santos, y seguidamente participó en el almuerzo oficial ofrecido por el Rvdmo. Abad del Monasterio con ocasión de la Canonización del venerable Padre Jacobo Tsalikis el Taumaturgo, que fue durante toda su vida hieromonje y abad de dicho Monasterio. Por la tarde, junto con el Emmo. Metropolita de Cefalonia Demetrio, realizó una peregrinación al Santuario del Santo Taumaturgo Juan el Ruso y al Monasterio de la Ssma. Madre de Dios de Makrymalli (Calcis, Eubea). Estuvo representado por el Rvdmo. Arcipreste Constantín Trachuk, Párroco Ortodoxo Ucraniano de Madrid, en la plegaria por la paz en Ucrania presidida por el Emmo. Cardenal Arzobispo de Madrid en la Catedral de la Almudena, en presencia del Excmo. Sr. Presidente de Ucrania Petro Porosenko, en visita oficial en España.

05/06: Volvió a Madrid.

07/06: Participó en la Embajada de la Federación Rusa en Madrid en la recepción ofrecida por el Excmo. Sr. Embajador de Rusia en España y Andorra con ocasión de la Fiesta Nacional-Día de Rusia.

09/06: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

10/06: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo II de Mateo. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00´ horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid. Por la tarde celebró en el Tanatorio de Las Rozas (Madrid) el Oficio Sagrado de Funeral por nuestra parroquiana Yanna Tiliakou.

17/06: Celebró en el Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa Griega de Valencia la Divina Liturgia del Domingo III de Mateo. Seguidamente almorzó junto con el General Comandante y los militares griegos en servicio en el Comando local de la OTAN.

22/06: Junto con los clérigos de la Catedral celebró el Sacramento del Óleo Santo del mes de Junio.

23/06: Llevó al Templo de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de la Natividad de la Ssma. Madre de Dios en Alcalá de Henares (Madrid) un icono del Santo Gran Mártir Pantaleón Médico Taumaturgo conteniendo una reliquia de dicho Santo, y seguidamente presidió la celebración del Oficio Sagrado de Súplica (Canon) a San Pantaleón.

24/06: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo, que este año coincidió con la gran Fiesta litúrgica de la Natividad de San Juan Bautista. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00´ horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid.

29/06: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Catedral de la Divina Liturgia por la Fiesta de los Santos Protocorifeos Apóstoles Pedro y Pablo.

30/06: Asistió en la Catedral a la celebración de las Vísperas del Domingo.

JULIO DE 2018

01/07: Presidió en la Catedral la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo V de Mateo. Seguidamente asistió en la Catedral a la celebración, a las 13:00´ horas, de la Divina Liturgia de nuestra Parroquia Ortodoxa Ucraniana de Madrid.

02/07: Llegó a Atenas (Grecia).

04/07: Llegó a su ciudad natal de Náfpaktos (Lepanto).

05/07: Se reunió en su despacho con el Emmo. Metropolita de Náfpaktos y San Blas, Ierotheos, con el cual almorzó.

07/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Capilla de los Santos Cosme y Damián de Náfpaktos del Oficio de Maitines y de la Divina Liturgia por la Fiesta de la Santa Gran Mártir Ciríaca.

08/07: Presidió en la iglesia parroquial de Santa Parasceva, su parroquia natal, la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo VI de Mateo. Por la noche llegó a la isla de Zakynthos (Zante) para visitar a sus familiares.

09/07: Visitó en sus despachos a los Emmos. Metropolitas de Zante, Dionisio, y de Dodone, Crisóstomo.

10/07: Por la mañana llegó a la isla de Cefalonia a invitación de su compañero de estudios, el Metropolita Demetrio. Por la tarde presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía), en presencia del Emmo. Metropolita Demetrio de Cefalonis, la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes por la Fiesta de la Santa Gran Mártir Eufemia en la iglesia parroquial homónima de la también homónima aldea de la isla, seguidas por el Oficio Sagrado de la Artoclasia (Bendición de los 5 panes).

11/07: Por la mañana presidió en la iglesia parroquial arriba mencionada el Oficio de Maitines seguido por la Divina Liturgia Pontifical con ocasión de la Fiesta de Santa Eufemia, Fiesta patronal de dicha parroquia, teniendo como concelebrante al Emmo. Metropolita de Cefalonia, Demetrio. Seguidamente participó en el almuerzo comunitario festivo ofrecido por el párroco local. Por la tarde participó en la celebración de las Vísperas Solemnes posfestivas y en las de San Paísio el Hagiorita, presididas en la iglesia parroquial arriba mencionada por el Emmo. Metropolita de Cefalonia, Demetrio, seguidas por la procesión del icono y las reliquias sagradas de Santa Eufemia por las calles de la aldea homónima de esta isla jónica.

15/07: Presidió en la Iglesia Catedral de San Demetrio de Náfpaktos la celebración del Oficio de Maitines seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo de los SS. Padres del IV Concilio Ecuménico (Calcedonia, 451 d.C.).

16/07: Participó, junto con el Obispo auxiliar del Arzobispado de Atenas, Constancio de Andrusa, en la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes por la Fiesta de la Gran Mártir Marina en la iglesia parroquial homónima de Heliópolis (Atenas), presididas por el Excmo. Obispo auxiliar de la Metrópolis de Chicago, Demetrio de Mokissós. Seguidamente asistió junto con los otros dos obispos en el patio de dicha iglesia en la tradicional fiesta popular folclórica con ocasión de su fiesta patronal.

17/07: Por la mañana presidió en la iglesia parroquial ateniense arriba mencionada la celebración del Oficio de Maitines, y seguidamente concelebró junto con los Obispos Demetrio y Constancio la Divina Liturgia Pontifical con ocasión de su Fiesta patronal. Por la tarde participó en las Vísperas Solemnes posfestivas, presididas por el Obispo Constancio, y seguidamente presidió la procesión del icono y las reliquias sagradas de Santa Marina por las calles de Heliópolis, con la participación de los Obispos Demetrio de Mokissós y Constancio de Andrusa. Después de la procesión participó junto con los otros dos obispos en la cena ofrecida por el Rector de dicha parroquia en sus locales a los becarios católicos romanos de lengua neohelénica de la Diaconía Apostólica de la Ssma. Iglesia de Grecia.

18/07: Participó, junto con otros Metropolitas, en el Catolicón del Sagrado Monasterio de los SS. Agustín de Hipona y Serafín de Sarov, de la Sacra Metrópolis de Fokís, en la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes, presididas por el Emmo. Metropolita de Hilion, Ajarnes y Petroupolis Atenágoras ocasión de la Fiesta de Traslado de las Reliquias de San Serafín de Sarov, segunda fiesta patronal de dicho Monasterio.

19/07: Concelebró, junto con otros Metropolitas, en el Catolicón del Monasterio arriba mencionado, la Divina Liturgia Pontifical, presidida por el Emmo. Metropolita de Messinia Crisóstomo con ocasión de su segunda fiesta patronal. Seguidamente participó en la Mesa Monástica en el almuerzo festivo comunitario ofrecido por el Rvdmo. Abad y los monjes de dicho Monasterio.

20/07: Al mediodía, junto con los Rvdmos. Archimandritas Serafín y Nectario visitó en su despacho al Emmo. Metropolita de Náfpaktos Ierotheos, con el cual almorzó. Por la tarde, acompañado por los dos clérigos arriba mencionados, visitó el Sagrado Monasterio de la Ssma. Madre de Dios Amplelakiótissa, en cuyo Catolicón celebró respectivamente un pequeño Oficio por el descubrimiento de la reliquia de la sagrada mano del Santo Hieromártir Policarpo de Esmirna, Patrono de la Provincia de Nafpaktos, que fue robada algunos años antes, y el Oficio de Vísperas.

22/07: Presidió en el Catolicón del Sagrado Monasterio de la Ssma. Madre de Dios de la “Pronta Escucha” de Náfpaktos la celebración del Oficio de Maitines, seguido por la Divina Liturgia Pontifical del Domingo VIII de Mateo, y seguidamente almorzó con las monjas de dicho Monasterio.

24/07: A invitación de su Rvda. Madre Abadesa visitó el Sagrado Monasterio de los SS. Nectario y Fanurio, de la cercana a Náfpaktos Sacra Metrópolis de Fokís, donde tuvo ocasión de conversar y almorzar con sus monjas.

25/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía), en presencia del Emmo. Metropolita de Náfpaktos Ierotheos, la celebración en la iglesia parroquial de la Santa Mártir Parasceve, su parroquia natal, de las Grandes Vísperas Solemnes por su Fiesta patronal, seguidas por el Oficio Sagrado de la Artoclasia (Bendición de los 5 panes) en la plaza central de Náfpaktos y la procesión del icono y las reliquias sagradas de dicha Santa Mártir por las calles de la ciudad.

26/07: Concelebró con el Emmo. Metropolita de Náfpaktos Ierotheos la Divina Liturgia Pontifical en el Templo de la parroquia arriba mencionada con ocasión de su Fiesta patronal. Por la tarde, presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes por la Fiesta del Santo Gran Mártir Pantaleón, Médico Taumaturgo, en la Capilla homónima del cercano a Náfpaktos pueblo Antirrion, seguidas por el Oficio Sagrado de la Artoclasia (Bendición de los 5 panes).

27/07: Por la mañana presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Iglesia Catedral de San Demetrio de Náfpaktos del Oficio de Maitines y de la Divina Liturgia con ocasión de la Fiesta del Santo Gran Mártir Pantaleón, Médico Taumaturgo. Por la noche llegó a la ciudad de Trípolis.

28/07: Al mediodía se reunió en su despacho en Trípolis con el Emmo. Metropolita de Mantinea y Kynouria Alejandro, con el cual almorzó. Por la tarde, junto con otros Metropolitas, participó en la celebración en la iglesia recién construida de la Dormición de la SSma. Madre de Dios “Panagía Tsemberoú” del pueblo de Pápari, pueblo natal del Metropolita Alejandro, del Oficio Sagrado de la Deposición de las Reliquias de los Mártires, presidido por el Metropolita Alejandro, y del de las Grandes Vísperas Solemnes del Domingo IX de Mateo y de la Consagración de un Nuevo Templo, presididas por el Emmo. Metropolita de Patras Crisóstomo. Seguidamente participó en la cena ofrecida por el Metropolita Alejandro en la casa de sus padres en el pueblo de Pápari.

29/07: Participó, junto con los Emmos. Metropolitas Eustaquio de Monemvasia y Esparta, Alejandro de Mantinea y Kynouria, Crisóstomo de Patras, Teoctisto de Fokís y Crisóstomo de Mane, en la celebración en el Templo arriba mencionado del Oficio de Maitines, del Oficio Sagrado de Consagración de un Nuevo Templo y de la primera Divina Liturgia Pontifical, todos ellos presididos por el Emmo. Metropolita Eustaquio de Esparta. Seguidamente tuvo lugar en el patio de la iglesia recién consagrada un almuerzo comunitario festivo ofrecido a todos los presentes por su párroco y consejo parroquial.

31/07: Se reunió en su despacho con el Emmo. Metropolita de Náfpaktos Ierotheos, con el cual almorzó y del cual se despidió con ocasión de su vuelta a España.

miércoles, 1 de agosto de 2018

Oficios del mes de agosto de 2018 en la Catedral de Madrid


MIÉRCOLES 01/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios …........................……………........ 19:00

JUEVES 02/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios ………………………...………….. 19:00

VIERNES 03/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios …………...…………………......… 19:00

SÁBADO 04/08
Vísperas del Domingo …………………………………..……………. 19:00

DOMINGO 05/08
X DOM. DE MATEO
Maitines …............................................................................................. 09:30
Liturgia .……..………………..……….……….................................... 10:45

LUNES 06/08
LA TRANSFIGURACIÓN DE NUESTRO SEÑOR
Maitines …………………….…………………………………………. 09:30
Liturgia ……………...……………………...…………...………….…. 10:15
Súplica a la SSma. Madre de Dios ….……………………...…………. 19:00

MARTES 07/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios ………………….………………… 19:00

MIÉRCOLES 08/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios …………………..………….…….. 19:00

JUEVES 09/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios ………....……….....…………….... 19:00

VIERNES 10/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios ….…….…………………………... 19:00

SÁBADO 11/08
Vísperas del Domingo ……….….…………………..…….………….. 19:00

DOMINGO 12/08
XI DOM. DE MATEO
Maitines ………………….......…...………………………….……….. 09:30
Liturgia …………...……………………...…………………………… 10:45

LUNES 13/08
Súplica a la SSma. Madre de Dios ……………………………………. 19:00

MARTES 14/08
Grandes Vísperas por la Fiesta de la Dormición …............................… 19:00

MIÉRCOLES 15/08
LA DORMICIÓN DE NUESTRA SEÑORA
Maitines …………………...…….………………………………...….. 09:30
Liturgia ……...…..……………………...……………………….……. 10:45
Oficio Epitafio a la SSma. Madre de Dios ………………...……...….. 12:00

SÁBADO 18/08
Vísperas del Domingo ….….…..…………………..…………………. 19:00

DOMINGO 19/08
XII DE MATEO; S. JUAN DE RILA; TRANSFIGURACIÓN DEL SEÑOR (v.c.)
Maitines ……….………………...……………………………………. 09:30
Liturgia ……......……………………...………………………………. 10:45

JUEVES 23/08
DESPEDIDA DE LA FIESTA DE LA DORMICIÓN
Liturgia …….......................…………..……………….……………… 10:15

SÁBADO 25/08
Vísperas del Domingo …….………..…......…………………..……… 19:00

DOMINGO 26/08
XIII DE MATEO; SS. Adrián y Natalia mm.
Maitines ……..........................…..….………………………………… 09:30
Liturgia ………….…..……………………...………………………… 10:45

MARTES 28/08
LA DORMICIÓN DE NUESTRA SEÑORA (viejo cal.)
Liturgia ……………………....…….…………………………….…… 10:15

MIÉRCOLES 29/08
MARTIRIO DE SAN JUAN BAUTISTA (ayuno)
Liturgia ……….….……………………...……………………...…….. 10:15
Sacramento del Óleo Santo …..........................…..................……… 19:00   

ADEMÁS, DIVINA LITURGIA EN UCRANIANO CADA DOMINGO A LAS 13:00