domingo, 27 de julio de 2014

La comunidad ortodoxa griega de Madrid despide a la Dra. Penélope Stavrianopulu


La comunidad ortodoxa griega de Madrid, encabezada por su párroco, el P. Dimitri Tsiamparlís, ha rendido hoy 27 de julio de 2014 en la Catedral de los Santos Andrés y Demetrio (Patriarcado Ecuménico) una emotiva despedida a la Dra. Penélope Stavrianopulu Boyatzi, que regresa a Grecia después de más de cuarenta años en España.

La Dra. Stavrianopulu, nacida en Gargaliani (Grecia) en 1941, es Licenciada en Filología Griega y Francesa por la Universidad de Atenas (Junio 1964). También obtuvo el Diplôme d’Etudes Supérieures del Centro Universitario de Nancy (Junio 1966). Es Licenciada en Filología Clásica en la Universidad Complutense de Madrid (Abril 1988) y - Doctora en Filología Clásica (Mayo 1996).

Como docente, fue profesora en las Escuelas ARSAKEION de Atenas (1965-1966 y 1966-1967), profesora de Griego Moderno en el Centro Superior de Idiomas Modernos de la Universidad Complutense de Madrid (1983-Actualidad), miembro del Tribunal de los exámenes de Suficiencia y Traducción de Griego durante los cursos académicos 1985-1986 y 1986-1987, en el Instituto de Idiomas de la Facultad de Filología de la U.C.M., colaboradora Honorífica del Departamento de Filología Griega y Lingüística Indoeuropea de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid (1993-1994, 1994-1995, 1995-1996, 1996-1997, 1997-1998 y 1998-1999), profesora de Griego Moderno en Cursos de Actualización de Profesores de Filología Clásica en los siguientes Centros: Fundación Pastor y Colegio de Licenciados de Madrid y Profesora Asociada Lectora de Griego Moderno del Departamento de Filología Griega y Lingüística Indoeuropea de la Universidad Complutense de Madrid (1999 Actualidad).

Sus obras académicas son inmumerables, sobre todo en el campo de la lengua, literatura y cultura helenas.

Además de una excelente investigadora y docente universitaria, la Sra. Stavrianopulu es una mujer profundamente cristiana que ha trabajado incansablemente por el bien y la prosperidad de la Iglesia Ortodoxa en Madrid. Desde aquí le deseamos un feliz regreso a su país natal y una vida llena de bendiciones del Señor.


Fuente: Universidad Complutense de Madrid y Ortodoxia Digital

sábado, 26 de julio de 2014

VII Domingo después de Pentecostés. Lecturas de la Divina Liturgia



Rm 15,1-7: Nosotros, los fuertes, debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no buscar nuestro propio agrado. Que cada uno de nosotros trate de agradar a su prójimo para el bien, buscando su edificación; pues tampoco Cristo buscó su propio agrado, antes bien, como dice la Escritura: Los ultrajes de los que te ultrajaron cayeron sobre mi. En efecto todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza. Y el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener los unos para con los otros los mismos sentimientos, según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo. Por tanto, acogeos mutuamente como os acogió Cristo para gloria de Dios.

Mt 9,27-35: Cuando Jesús se iba de allí, al pasar le siguieron dos ciegos gritando: «¡Ten piedad de nosotros, Hijo de David!» Y al llegar a casa, se le acercaron los ciegos, y Jesús les dice: «¿Creéis que puedo hacer eso?» Dícenle: «Sí, Señor.» Entonces les tocó los ojos diciendo: «Hágase en vosotros según vuestra fe.» Y se abrieron sus ojos. Jesús les ordenó severamente: «¡Mirad que nadie lo sepa!» Pero ellos, en cuanto salieron, divulgaron su fama por toda aquella comarca. Salían ellos todavía, cuando le presentaron un mudo endemoniado. Y expulsado el demonio, rompió a hablar el mudo. Y la gente, admirada, decía: «Jamás se vio cosa igual en Israel.» Pero los fariseos decían: «Por el Príncipe de los demonios expulsa a los demonios.» Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena Nueva del Reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia.

sábado, 12 de julio de 2014

V Domingo después de Pentecostés. Lecturas de la Divina Liturgia


Rm 10,1-10: Hermanos, mi mayor deseo y lo que pido en mi oración a Dios es que ellos se salven. Yo atestiguo en favor de ellos que tienen celo por Dios, pero un celo mal entendido. Porque desconociendo la justicia de Dios y tratando de afirmar la suya propia, rehusaron someterse a la justicia de Dios, ya que el término de la Ley es Cristo, para justificación de todo el que cree. Moisés, en efecto, escribe acerca de la justicia que proviene de la Ley: "El hombre que la practique vivirá por ella". En cambio, la justicia que proviene de la fe habla así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo?, esto es, para hacer descender a Cristo. O bien: ¿Quién descenderá al Abismo?, esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos. ¿Pero qué es lo que dice la justicia?: La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, es decir la palabra de la fe que nosotros predicamos. Porque si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado. Con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se confiesa para obtener la salvación.

Mt 8,28-9,1: Cuando Jesús llegó a la otra orilla, a la región de los gadarenos, fueron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros. Eran tan feroces, que nadie podía pasar por ese camino. Y comenzaron a gritar: «¿Que quieres de nosotros, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí para atormentarnos antes de tiempo?» A cierta distancia había una gran piara de cerdos paciendo. Los demonios suplicaron a Jesús: «Si vas a expulsarnos, envíanos a esa piara». El les dijo: «Vayan». Ellos salieron y entraron en los cerdos: estos se precipitaron al mar desde lo alto del acantilado, y se ahogaron. Los cuidadores huyeron y fueron a la ciudad para llevar la noticia de todo lo que había sucedido con los endemoniados. Toda la ciudad salió al encuentro de Jesús y, al verlo, le rogaron que se fuera de su territorio. Jesús subió a la barca, atravesó el lago y regresó a su ciudad.

miércoles, 2 de julio de 2014

Oficios del mes de julio en la catedral ortodoxa de Madrid (España)


SÁBADO 05
Vísperas de Domingo 18.30
 
DOMINGO 06
DOMINGO IV DE MATEO; San Sisoé el Grande
Maitines 09.30
Divina Liturgia 10.45
 
SÁBADO 12
SS. APÓSTOLES PEDRO & PABLO (viejo calendario)
Divina Liturgia 10.15
Vísperas de Domingo 18.30
 
DOMINGO 13
SS. PADRES DEL IV CONCILIO ECUMÉNICO
Maitines 09.30
Divina Liturgia 10.45
 
JUEVES 17
SANTA MARINA, GRAN MÁRTIR
Divina Liturgia 10.15
 
VIERNES 18
Sacramento del Óleo Santo 19.00
 
SÁBADO 19
Vísperas de Domingo 18.30
 
DOMINGO 20
DOMINGO VI DE MATEO; San Elías, Profeta
Maitines 09.30
Divina Liturgia 10.45
 
SÁBADO 26
Vísperas de Domingo 18.30
 
DOMINGO 27
DOMINGO VII DE MATEO; San Pantaleón, gran mártir
Maitines 09.30
Divina Liturgia 10.45

DIVINA LITURGIA EN UCRANIANO TODOS LOS DOMINGOS A LAS 13.00 HORAS
 
 
Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)