domingo, 31 de enero de 2016

Божественная Литургия в Кордове / Divina Liturgia en Córdoba



Дорогие братья и сестры!

Приглашаем вас на Божественную Литургию в субботу, 13 февраля, в 10 часов.

Константинопольский патриархат.

Parroquia de la Inmaculada (c/ San Diego de Alcalá, 10 - 14005 Córdoba)

ВНИМАНИЕ! ТЕПЕРЬ МЫ НАХОДИМСЯ НА 2 ЭТАЖЕ! ПОСТОЯННО!


¡Queridos hermanos y hermanas!

Les invitamos a la Divina Liturgia el sábado 13 de febrero a las 10:00.

Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

Parroquia de la Inmaculada (c/ San Diego de Alcalá, 10 - 14005 Córdoba)

¡ATENCIÓN! ¡AHORA ESTAMOS PERMANENTEMENTE EN LA 2ª PLANTA!

sábado, 30 de enero de 2016

Наша Парафія в Баталії / A nossa Paróquia na Batalha


18 січня 2016 року наша парафія (українська церковна громада "преподобного Іова Почаївського") відсвяткувала першу річни...
Posted by Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico on Sábado, 30 de enero de 2016

jueves, 28 de enero de 2016

Comunicado de la Sinaxis de los Primados de las Iglesias Ortodoxas


SINAXIS DE LOS PRIMADOS DE LAS IGLESIAS ORTODOXAS
CHAMBÉSY, 21-28 DE ENERO DE 2016

COMUNICADO

A invitación de Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé ha tenido lugar la Sinaxis de los Primados de las Iglesias Ortodoxas autocéfalas en el Centro Ortodoxo del Patriarcado Ecuménico en Chambésy-Ginebra del 21 al 28 de enero de 2016. Han asistido los siguientes Primados:

El Patriarca Ecuménico Bartolomé
El Patriarca de Alejandría Teodoro
El Patriarca de Jerusalén Teófilo
El Patriarca de Moscú y Toda Rusia Cirilo
El Patriarca de Serbia Ireneo
El Patriarca de Rumanía Daniel
El Patriarca de Bulgaria Neófito
El Patriarca de Georgia Elías
El Arzobispo Crisóstomo de Chipre
El Arzobispo de Albana Anastasio
El Arzobispo de Chequia y Eslovaquia Rastislao

Han estado ausentes Sus Beatitudes el Patriarca de Antioquía Juan X y el Metropolita de Varsovia Sabas por motivos de salud, y el Arzobispo de Atenas y Toda Grecia Jerónimo II por motivos personales. No obstante, los tres han estado representados oficialmente por delegados de sus Iglesias.

Los Primados de las Iglesias Ortodoxas se han reunido para definir los temas del Santo y Gran Concilio. Durante el transcurso de la Sinaxis, el domingo 24 de enero, tuvo lugar una concelebración en la Iglesia estauropégica de San Pablo, presidida por el Patriarca Ecuménico en concelebración con Sus Beatitudes los Primados, así como los jefes de las delegaciones de las Iglesias Ortodoxas, a excepción del jefe de la delegación de la Santa Iglesia de Antioquía.

Durante la Sinaxis, cuyas sesiones se han desarrollado, según la palabra apostólica "profesando la Verdad en la caridad" (Ef. 4,15), en un espíritu de concordia y comprensión, los Primados han afirmado su compromiso con la convocatoria del Santo y Gran Concilio. Este tendrá lugar en la Academia Ortodoxa de Creta del 16 al 27 de junio de 2016. Con este objetivo, los Primados invocaron humildemente la gracia y la bendición del Dios trinitario y pidieron las oraciones fervientes del pléroma de la Iglesia, del clero y de los laicos, para el período que queda hasta la celebración del Santo y Gran Concilio y por el buen desarrollo de las sesiones.

Los temas ratificados oficialmente y enviados al Santo y Gran Concilio para su adopción son los siguientes: La misión de la Iglesia Ortodoxa en el mundo contemporáneo, La diáspora ortodoxa, La autonomía y el modo de proclamarla, El sacramento del Matrimonio y sus impedimentos, La importancia del ayuno y su observancia hoy en día, Las relaciones de las Iglesias Ortodoxas con el conjunto del mundo cristiano. Por decisión de los Primados, todos los textos aprobados serán publicados.

Los Primados han decidido la constitución de un Secretariado Panortodoxo, el reglamento y el funcionamiento del Concilio, la participación de observadores no ortodoxos durante las sesiones de apertura y clausura y la evaluación de los costes.

Además, los Primados han expresado su apoyo a los cristianos perseguidos del Oriente Próximo y su preocupación permanente por el secuestro de dos metropolitas, Pablo Yazigi del Patriarcado de Antioquía y Gregorio Youhanna Ibrahim de la Iglesia Siro-ortodoxa.

Los trabajos de la Sinaxis terminaron en la tarde del miércoles 27 de enero de 2016 con la alocución de clausura de su Presidente, Su Santidad el Patriarca Ecuménico.

En el Centro Ortodoxo del Patriarcado Ecuménico
Chambésy-Ginebra
27 de enero de 2016

Del Secretariado de la Santa Sinaxis

Datas do Santo e Grande Concílio: 16 a 27 de Junho


O Santo e Grande Concílio da Igreja Ortodoxa terá lugar em Creta, entre 16 e 27 do próximo mês de junho. O local será a Academia Ortodoxa de Creta (foto) em Kolymvari, próximo de Chania, de acordo com o relatório aprovado na Synaxis dos Primazes, em Chambézy.

O Concílio será realizado sob a presidência do Patriarca Ecumênico Bartolomeu I, com participação dos Primazes e Delegações das Igrejas Ortodoxas Autocéfalas, de 16 a 27 de junho de 2016, conforme relatado pelas mesmas fontes.

No Domingo de Pentecostes, 19 de junho de 2016, na Catedral Metropolitana de São Menas em Heraklion, uma solene Divina Liturgia será presidida pelo Patriarca Ecumênico na qual concelebrarão todos os Padres Conciliares.


miércoles, 27 de enero de 2016

Vídeo de la Sinaxis de los Primados de la Iglesia Ortodoxa, 21-28/01/2016




O Grande e Santo Concílio Pan-ortodoxo terá lugar em Creta e não em Constantinopla


De acordo com informações da agência de notícias grega EPA / BEP, o Grande e Santo Concílio Pan-Ortodoxo, que acontecerá no próximo mês de junho do corrente ano de 2016, será realizado na Ilha de Creta, e não mais em Constantinopla.

Esta decisão foi tomada em razão das “circunstâncias objetivas extraordinárias”, ou seja, a crise que se estabeleceu recentemente nas relações políticas entre a Turquia e a Federação Russa, o que impediria que o Patriarca Kirill de Moscou e sua delegação viajassem para Constantinopla.

Esta mesma razão motivou a transferência da Synaxis dos Primazes das Igrejas ortodoxas, inicialmente  planejada para acontecer no Fanar, em Constantinopla (Istambul), para Chambésy (Genebra) Suíça.


Tonsura monástica en Ronda (Málaga)

El miércoles 20 de enero de 2016 Su Eminencia Reverendísima, nuestro Metropolita Policarpo de España y Portugal, celebró...

Posted by Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico on Miércoles, 27 de enero de 2016

Entrevista al P. Arximandrita Cristòdul de Barcelona


Cada diumenge la parròquia de la Concepció a Barcelona acull la Divina Litúrgia que celebra la parròquia ortodoxa de Sant Nectari. La fan a la capella de la Mare de Déu de Montserrat, cedida des de fa cinc anys a la comunitat ortodoxa grega per a les seves celebracions. Un exemple de la bona entesa entre catòlics i ortodoxos que va més enllà de la Setmana per la Unitat dels Cristians, vuit dies de pregària que les esglésies organitzen cada any i que enguany se celebra del 18 al 25 de gener. I hi ha molts altres exemples de parròquies catalanes que fan el mateix, cedir unes hores o uns espais dels seus temples per a les celebracions de les diverses branques de l'Església ortodoxa. 

El monjo arximandrita Hristodoulos va arribar a Barcelona l'any 2011 amb la tasca encomanada d'organitzar la comunitat ortodoxa grega dotant-la d'estabilitat i un lloc de referència.  "Quan vaig arribar hi havia una comunitat molt petita, però poc a poc s'ha començat a saber que estem a la Concepció i s'ha pogut establir així un horari fix per a la Divina Litúrgia".

L'objectiu: crear una comunitat de referència

La parròquia ortodoxa grega de Sant Nectari es va fundar el 1975. En aquells anys venia un sacerdot de França per celebrar la Pasqua a Catalunya o alguna festa important pels grecs de casa nostra. Més tard van començar a venir puntualment sacerdots d'Itàlia o de Grècia, "però només oficiaven una sola vegada al mes o en les festes més importants".

Des de l'arribada del reverend Hristodoulos la comunitat ha augmentat. Actualment compten amb unes dues-centes cinquanta famílies, la gran majoria són famílies mixtes -casats amb persones catalanes-, tot i que en els darrers anys, afirma, "s'han incrementat els fidels joves, que venen aquí a estudiar o treballar". Des dels inicis hi hagut molt bona entesa amb la comunitat catòlica catalana. El seu bisbe a Madrid li va presentar el rector de la parròquia de la Concepció, Ramon Corts, i aquesta trobada va possibilitar la cessió d'espais. "Ens han deixat la capella de Montserrat de la parròquia i hem posat icones, un iconostasi... ja sembla una església ortodoxa de veritat!".

De Salònica, a Grècia, s'han fet portar les imatges de l'altar, i s'han encarregat també la resta de les icones, entre elles la de Sant Nectari, el patró d'aquesta comunitat. També l'iconòstasi, una gelosia que dóna accés a l'altar on es posen les icones, està tallada en fusta artesanalment. "Compartim aquesta capella entre setmana; si els catòlics necessiten fer alguna missa allà, com per exemple la del dia de la Verge de Montserrat o algun rosari, també ho fan".

Calen passes endavant en l'ecumenisme

Aquesta relació entre els catòlics de la Concepció i els ortodoxos grecs va més enllà de la 'cessió' d'espais. "No em sento com si fóssim una cosa a part, ens veiem cada dia". Alhora, la seva condició de monjo ortodox ha fet que el reverend Hristodoulos estigui sol a Catalunya. "Han estat al meu costat, m'han acollit, em sento com un d'ells, de la mateixa família".

Aquest exemple d'ecumenisme, però, no sempre s'extrapola a les altes jerarquies. Hristodoulos té clar que és important que la base de l'Església s'entengui, però que encara ho és més que ho facin les altes esferes: "Als cristians ens manca més humilitat. Tots diem que tenim la Veritat, però la Veritat només és una. L'Església és també una i hauríem d'estar més units, això no només depèn de nosaltres, els sacerdots, sinó dels primats de l'Església".

Glòria Barrete


Font: Catalunya Religió

viernes, 22 de enero de 2016

Βαρκελώνη - Εβδομάδα προσευχής για την ενότητα των Χριστιανών


Κάθε νέας χρονιάς πραγματοποιείται σε όλον τον κόσμο από τις 18-25 Ιανουαρίου εβδομάδα προσευχής για την ενότητα των Χριστιανών.


Στη πόλη μας η εκδήλωση έγινε στις 18 Ιανουαρίου στις 8 μ.μ.,προεξάρχοντος του ρωμαιοκαθολικού αρχιεπισκόπου Βαρκελώνης Monsenyor Joan Josep Omella, στον καθεδρικό ναό της Αγίας Ευλαβείας.

Παρευρέθηκαν εκπρόσωποι όλων των εκκλησιών της Καταλονίας. Τη δική μας Ελληνορθόδοξη ενορία του Οικουμενικού Πατριαρχείου, εκπροσώπησε ο εφημέριος
του ναού μας π.Χριστόδουλος, ο οποίος διάβασε το ευαγγέλιο στην ελληνική γλώσσα.

Στη συνέχεια ο π.Χριστόδουλος συνομίλησε με τον νέο αρχιεπίσκοπο της Βαρκελώνης, τον ενημέρωσε και τον ευχαρίστησε για την φιλοξενία που μας παρέχει η καθολική εκκλησία, καθώς και για τα έργα και τις δραστηριότητες της ενορίας μας και εκείνος με τη σειρά του υποσχέθηκε να επισκεφτεί τον ναό μας στις αρχές Μαρτίου, επ’ευκαιρία της ομιλίας του στην καθολική εκκλησία Βasílica de la Concepción.

Φωτο-στιγμές από τη Σύναξη των Προκαθημένων στο Σαμπεζύ


Υπό την προεδρία του Οικουμενικού Πατριάρχη Βαρθολομαίου συνεδριάζει στο Ορθόδοξο Κέντρο του Οικουμενικού Πατριαρχείου σ...
Posted by Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico on Viernes, 22 de enero de 2016

jueves, 21 de enero de 2016

Primeiro aniversário da nossa Comunidade na Batalha


Leiria, 21 jan 2016 (Ecclesia) – Uma comunidade da Igreja Ortodoxa estabeleceu-se há um ano na Batalha e conta com o apoio da Igreja Católica, que disponibiliza edifícios para as celebrações, nomeadamente a Igreja Matriz e o salão paroquial para as atividades pastorais.

“A Igreja Católica e a Igreja Ortodoxa são duas asas do mesmo pássaro, que tem um único corpo e um mesmo objetivo”, assinalou o Hieromonge Juvenaliy Muliarchuk, padre do Patriarcado Ecuménico de Constantinopla desde 2004.

Ao jornal diocesano ‘Presente Leira-Fátima’, o também conhecido por padre “Juvenal”, explicou por outras palavras que as duas Igrejas são como “duas irmãs que um dia se separaram” e há muito tempo “procuram reconciliação e unidade”.

Depois de o bispo da Diocese de Leiria-Fátima ter concedido à comunidade a possibilidade de celebrar na igreja matriz da Batalha o padre Hieromonge Juvenaliy Muliarchuk passou a residir na casa do capelão do Mosteiro da Visitação, na Faniqueira, um anexo separado deste convento.

Enviado em trabalho missionário para a Batalha, o serviço do padre ortodoxo é presidir ao culto e organizar a vida eclesial da nova comunidade da Igreja Ortodoxa e para além do culto aos domingos, preside a outras celebrações religiosas durante a semana.

Este monge chegou a Portugal a 12 de agosto de 2014 para assumir o acompanhamento da comunidade ortodoxa da Batalha e desde a primeira celebração, a 8 de janeiro de 2015, já presidiu a três casamentos, batizou nove crianças e fez um funeral.

“Por norma, temos 40 a 60 pessoas regulares na Missa dominical, mas é frequente aparecerem novos fiéis a cada semana. No Natal, por exemplo, estiveram cerca de 70 pessoas e na Páscoa foram mais de 200”, exemplificou.

O missionário ortodoxo também edita semanalmente um boletim espiritual paroquial, com temas de formação e a agenda, e aos sábados dá catequese a crianças ucranianas, dos 6 aos 11 anos de idade, na Marinha Grande.

Uma entrevista no contexto da Semana de Oração pela Unidade dos Cristãos, que termina esta segunda-feira, dia 25, que o monge ortodoxo considera ser um tempo em que todo o cristão “deveria pensar sobre a sua identidade”, os seus objetivos espirituais e o sentido da sua vida.

“Todos temos de ponderar o que fazemos para evitar o mal e os desentendimentos no mundo. Por outro lado, todos devemos contribuir para que haja mais bondade, amizade, sinceridade e amor”, acrescentou o padre Hieromonk Juvenaliy Muliarchuk, do Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

‘Chamados a proclamar as obras maravilhosas do Senhor’, da Primeira Carta de São Pedro (1 Pedro 2, 9), é o tema do Oitavário de 2016 e o guião foi preparado por um grupo de representantes de diversas regiões da Letónia.

A Igreja Ortodoxa em Portugal integra cristãos de diferentes nacionalidades como gregos, romenos, moldavos e ucranianos; foi em 2002, “pela graça de Deus e com a bênção do Patriarca Ecuménico Bartolomeu”, que fundaram a primeira paróquia ortodoxa ucraniana, no Porto.

O jornal diocesano acompanhou a Liturgia que começa com vários salmos cantados, seguem-se as confissões individuais, um ato obrigatório dominical para quem quer comungar na celebração de duas horas e meia.

Os fiéis ortodoxos falaram sobre Fátima, onde fazem encontros nacionais, “pois são muito devotos de Nossa Senhora e acreditam nas Aparições”.


Fonte: Presente/CB/www.agencia.ecclesia.pt

lunes, 18 de enero de 2016

Fragmentos en vídeo de la Gran Bendición de las Aguas 2016 en Móstoles (Comunidad de Madrid)



Posted by Bogdan Matviyiv on Lunes, 18 de enero de 2016


Posted by Bogdan Matviyiv on Lunes, 18 de enero de 2016


Posted by Bogdan Matviyiv on Lunes, 18 de enero de 2016


Posted by Bogdan Matviyiv on Lunes, 18 de enero de 2016

Gran Bendición de las Aguas 2016 en Móstoles (Comunidad de Madrid)


Fotografías compartidas por el P. Bogdán Matviyiv.
Posted by Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico on Lunes, 18 de enero de 2016

Communique of the Ecumenical Patriarchate about the Synaxis of the Primates in Geneva


The Ecumenical Patriarchate announces that, following an invitation by His All-Holiness to Their Beatitudes the Primates of the local most holy Orthodox Churches, he will chair a Synaxis at the Orthodox Center of the Ecumenical Patriarchate in Chambésy, Geneva, from January 21st to 28th, 2016.

All of the Primates have declared that they will attend the Synaxis in person, with the exception of Their Beatitudes Patriarch John X of Antioch and Metropolitan Sawa of Poland, who are prevented for health reasons, and Archbishop Ieronymos of Athens and All Greece, for personal reasons, while all three will be represented by officially authorized representatives.

The Synaxis will deal with matters related to preparation for the Holy and Great Council, which has been decided to convene this year. In the framework of the Synaxis, an Inter-Orthodox Divine Liturgy will be held in the Holy Stavropegic Church of St. Paul, with His All-Holiness Ecumenical Patriarch Bartholomew presiding and Their Beatitudes the Primates participating.

 At the deliberations of this Sacred Synaxis, the Delegation of the Ecumenical Patriarchate will comprise His Eminence Geron Archbishop Demetrios of America and His Excellency Archbishop Job of Telmessos, while His All-Holiness will be accompanied by Their Eminences Geron Metropolitan John of Pergamon and Emmanuel of France as his advisors.

At the Ecumenical Patriarchate, on January 18, 2016

From the Office of the Chief Secretary of the Holy and Sacred Synod


Source: www.amen.gr

domingo, 17 de enero de 2016

Πορεία Διαλόγου, Αποστολή Ενότητας!


Η πορεία του Θεολογικού διαλόγου ανάμεσα στην Ρωμαιοκαθολική και την Ορθόδοξη Εκκλησία δεν υπήρξε και εξακολουθεί να μην είναι μια εύκολη διαδικασία. Η επαναπροσέγγιση των δύο Εκκλησιών όπως αυτή καταγράφηκε δημόσια κατά την πρώτη ύστερα από πέντε αιώνες συνάντηση των Προκαθημένων της Ρώμης και της Κωνσταντινούπολης, Πάπα Παύλου Στ’ και Οικουμενικού Πατριάρχη Αθηναγόρα, τον Ιανουάριο του 1964 στα Ιεροσόλυμα, δημιούργησε ελπίδες και προσδοκίες σε μια μεγάλη μερίδα των Χριστιανών.

Σήμερα στο επίκεντρο του επίσημου Θεολογικού Διαλόγου βρίσκεται η έννοια του Πρωτείου και η Συνοδικότητα. Δύσκολη η προσέγγιση του θέματος αυτού που «σκοντάφτει» σε παγιωμένες αντιλήψεις και ερμηνείες που διαμορφώθηκαν στα χίλια χρόνια που ακολούθησαν το λεγόμενο Μεγάλο Σχίσμα του 1054. Η πορεία του διαλόγου μοιάζει να πηγαίνει ολοένα και πιο αργά. Αν συνυπολογίσουμε τις δυσκολίες που αντιμετωπίζουν και οι δύο πλευρές – σε ό,τι αφορά τους Ορθοδόξους δε, θα πρέπει να ληφθούν υπόψη και οι ποικιλότροποι εσωτερικοί ανταγωνισμοί και οι διαφορετικές επιδιώξεις και προσεγγίσεις κάποιων τοπικών Αυτοκεφάλων Εκκλησιών – ο διάλογος φαντάζει να γίνεται ολοένα και πιο δύσκολος.

Ωστόσο το ερώτημα είναι εάν πραγματικά επιθυμούμε να προχωρήσουμε και να δημιουργήσουμε τις προϋποθέσεις για την αποκατάσταση, μια ημέρα των ημερών, της πολυπόθητης ενότητας. Ή αν επιλέξουμε – αμφότερες οι πλευρές - την αυτάρκεια(;) του αισθήματος της ανεξαρτησίας και της πεποίθησης ότι κατέχουμε για τον εαυτό μας, εμείς και κανένας άλλος, την απόλυτη αλήθεια. Μήπως όμως με τον τρόπο αυτό ενισχύουμε τον εγωισμό και την αυτοδικαίωσή μας; Μπορούμε να υπάρχουμε ως Σώμα Χριστού χωρίς τον άλλο χριστιανό αδελφό μας; Μπορούμε να συνεχίσουμε να υπάρχουμε χωρίς να κάνουμε τα πάντα να γίνουμε και πάλι ένα;

Ανεξάρτητα από την ταχύτητα με την οποία εξελίσσεται ο επίσημος Θεολογικός Διάλογος – μια υπεύθυνη διαδικασία που έχουν επωμισθεί τα μέλη της Διεθνούς Μικτής Επιτροπής της Ρωμαιοκαθολικής και της Ορθόδοξης Εκκλησίας – εμείς ως απλοί Χριστιανοί έχουμε και τη δική μας ευθύνη στην προσπάθεια αυτή. Οφείλουμε με ανοιχτή καρδιά και με σεβασμό στην παράδοση και τις αρχές της Μιας Αγίας Καθολικής και Αποστολικής Εκκλησίας να εργαστούμε αποφασιστικά, με πίστη στον Ευαγγελικό Λόγο, για την επανένωση του βιαίως κατατεμαχισμένου άραφου χιτώνα του Κυρίου μας. Ύστερα από 2000 χρόνια αλλεπάλληλων σχισμάτων – τα περισσότερα εκ των οποίων σχετίζονται μάλλον με την προσπάθεια κατάκτησης της δύναμης και της εξουσίας επί των υπολοίπων - οφείλουμε να καταθέσουμε ισχυρή μαρτυρία ενότητας. Αυτή είναι η διακονία και η αποστολή μας όπως άλλωστε το έπραξε η αδιαίρετη Εκκλησία κατά την πρώτη χιλιετία για όλα τα μικρότερα σχίσματα. Χωρίς φόβους και αναστολές αφενός να ενισχύσουμε όλους όσοι συμμετέχουν στον επίσημο θεολογικό διάλογο και αφετέρου να εργαστούμε για να γίνει περισσότερο ορατή η σημασία και η αξία αυτού του διαλόγου, μεταξύ των μελών αμφοτέρων των Εκκλησιών.


Πηγή: www.amen.gr

sábado, 16 de enero de 2016

"Grandes enigmas de la Biblia. El diluvio universal". Artículo de Máximo García


Una hecatombe semejante a la descrita en la Biblia referente al Diluvio universal (cfr. Génesis 6-8) no resulta extraña a otras cosmologías, como veremos más adelante. La referencia que encontramos en el primer libro de la Biblia se remonta a la época pre-abrahámica con la que el autor o autores del Génesis buscan conectar a los hebreos que dan origen al pueblo de Israel.

El personaje central de la historia es Noé, de quien se dice que era “un hombre justo”, “honrado entre sus contemporáneos” y que “vivía de acuerdo con la voluntad de Dios” (cfr. Gén. 6:9, La Palabra). No faltan quienes consideran que el relato sobre el Diluvio es una alegoría que ha ido transmitiéndose de una cultura a otra, si bien el mismo argumento de su interculturalidad es usado con fundamento para afianzar la idea de que se trata de un acontecimiento histórico de grandes dimensiones, que dio origen al relato que sería adoptado y adaptado por distintas cosmologías como propio, revistiéndolo de diferentes características conforme a sus propias tradiciones.

Los científicos, por su parte, se ocupan de encontrar pistas y justificaciones que relacionan con bruscos acontecimientos ocurridos en nuestro sistema solar. El hecho de que el conocido como “diluvio universal” fuera un cataclismo de dimensiones cósmicas o de menor alcance, no encierra tanta relevancia como el haber sido adaptado al mundo hebreo como una señal inequívoca de provisión de Dios en circunstancias extremas.

La narración bíblica parte de una concepción hebreo-céntrica del universo, de tal forma que lo que acontece en su entorno cobra dimensiones holísticas, como si todo el cosmos estuviera afectado por ese acontecimiento, lo cual no significa necesariamente que se trate de un fenómeno propio, sino que, tratándose de un relato universal, muestra la forma cómo fue percibido por quienes lo han transmitido de generación a generación dentro de la tradición judeo-cristiana. Efectivamente, la tendencia natural de los judíos es confundir la parte con el todo, universalizando acontecimientos locales.

Por nuestra parte, tratamos de hacer una interpretación creativa a la hora de afrontar el problema teológico del alcance etnográfico del relato, adelantando que no nos movemos en un terreno iconoclasta ni tampoco impulsados por una motivación apologética sectorial. Buscamos, a semejanza de otros grandes misterios bíblicos, un diálogo entre la Biblia, la religión, la cultura y la ciencia.

La referencia más antigua sobre un fenómeno de las características que narra el Génesis, aparece en la Epopeya de Gilgamesh, de origen mesopotámico. Gilgamesh era un rey tirano de los sumerios. Debido a sus atrocidades, los dioses le castigan. El poema da origen a leyendas fastuosas y mitos recurrentes como el de la eterna juventud y, entre otros, incluye la reseña más antigua sobre el gran diluvio del que únicamente sobreviven el sabio Utnapishtim y su mujer. Según otras inscripciones sumerias, los supervivientes fueron la familia de Khisustros (o Khasistrata), sus amigos, animales domésticos y pájaros, ayudados de una nave equivalente a cinco estadios de largo y cinco de ancho. “Un terrible chorro de agua se elevó hasta el cielo, el océano rebasó la orilla y los ríos, sus riberas”. Las montañas Gordyene de Armenia fueron el refugio de los supervivientes, que volvieron a Sippara a desenterrar recuerdos de su destruida civilización. Y esa leyenda se repite con versiones diferentes en otras inscripciones y relatos míticos.

Los investigadores han encontrado hasta quinientos relatos de prácticamente todas las culturas que hablan de un gran diluvio, una información que se sustenta con datos geológicos y arqueológicos en tiempos contemporáneos al narrado en la Biblia. Entre otros, aparece en la cultura vinculada a Tiahuanaco, Bolivia, tal vez la ciudad más antigua del mundo, donde existen vestigios de una enorme inundación que algunos arqueólogos identifican con un fenómeno similar al conocido como “diluvio universal”; también en otras culturas precolombinas, como la tolteca centroamericana de los mayas, en sus libros sagrados como el Popol Vuh y el Chilam Balam; o los aztecas. En la tradición griega se dice que Zeus había visto que los humanos se habían vuelto muy engreídos por lo que decidió que tal actitud era inadmisible y mandó una gran inundación; y que, gracias a Promoteo, sobrevivieron Decalión, su mujer Pirra, sus hijos y algunos animales terrestres, incluyendo cerdos, caballos, leones y serpientes, cuyo cobijo fue un gran cofre en el que navegaron durante nueve días y nueve noches con el agua saliendo de la tierra y el mar rebosando. También en la India existen tradiciones similares, versionadas con elementos propios de sus tradiciones pero manteniendo los elementos básicos de la gran inundación y la salvación milagrosa de unos pocos. Y en Australia, y en Persia, en el suroeste de Tanzania, en Japón,  y en otras culturas de mayor o menor repercusión universal.

La comunidad científica ha propuesto la existencia de un gran cataclismo universal, hace entre 9.000 y 12.000 años, que habría acabado con grandes civilizaciones en la tierra y habría quedado en la memoria colectiva de numerosos pueblos como “el diluvio universal”. Un relato en el que se mezclan las especulaciones científicas con las diferentes tradiciones religiosas en las que las coincidencias son muy significativas, si bien cada una de ellas lo reviste de sus propias peculiaridades culturales.

Además de las cuatro fuentes principales de las que, según la hipótesis documentaria, surge en el formato actual el Pentateuco (Sacerdotal, Yavista, Elohista y Deuteronómica), es evidente que el autor o autores de la Torá se hacen eco de otras fuentes de su entorno cultural, especialmente de las procedentes de sus ancestros más directos como era la cultura mesopotámica, cuya redacción final pudo llevarse a cabo en el siglo V a. C. También es evidente que no todas las fuentes se expresan con idéntica contundencia ni literalidad, ni en lo que al Diluvio universal se refiere, ni en otros casos análogos. En una de esas fuentes se habla de “arco iris”, mientras que en otras no se menciona; en una se habla de “las cataratas del cielo”, mientras en otra se dice simplemente que llovió; una fuente habla de que fueron siete animales los seleccionados de cada especie, mientras que otra lo reduce a una simple pareja. No se trata de errores propiamente dicho, ni contradicciones entre unas fuentes y otras; el lector de la Biblia debe entender que se trata de una forma libre de narrar historias o leyendas que forman parte del patrimonio cultural transmitido de forma oral en el que lo importante no son los datos sino el mensaje que encierran.

Tenga un origen mítico inidentificable o un fundamente histórico; lleguen a la conclusión que lleguen los estudios científicos que sobre el tema se han llevado a cabo y siguen siendo motivo de estudio, tanto del Diluvio en sí mismo como del Arca; tengan los hechos narrados un alcance universal o regional; se hayan producido en una u otra parte del mundo o en varias simultáneamente; sea como fuere, es evidente que la historia que nos ocupa encierra un mensaje de valor universal, al margen de especulaciones sobre ciertos detalles, más o menos curiosos, como si en el Arca pudo darse cabida a la totalidad de animales (terrestres, marinos o aéreos) que pueblan la tierra, incluidos insectos de todo tipo y variedad; importa poco. Tiene poco valor, igualmente, especular con las dimensiones y compartimentos, que en tal caso debería estar dividida la embarcación.

Insistimos, lo realmente trascendente, lo que pretende el Pentateuco en su conjunto, el libro del Génesis de forma especial y el relato del gran diluvio  protagonizado por Noé de forma específica, es trasladar al pueblo escogido tres lecciones básicas: 1) la corrupción, la rebeldía y la desobediencia a Dios (“había crecido la maldad de los hombres sobre la tierra”, Gén. 6:5) tienen unas consecuencias nefasta. Dios actúa a través de la propia naturaleza, que tiene recursos para castigar los desvíos y la vulneración del mandato divino; 2) no obstante, la misericordia divina se deja sentir entre aquellos que son capaces de ajustar su vida al mandato divino, representados en este caso por Noé, y provee medios para salir victoriosos de las catástrofes a las que les han conducido sus veleidades y su maldad; y 3) incluso en medio de los grandes desastres puede encontrarse una vía de escape si se confía en el Dios que les ha sacado de Egipto y les ha conducido por el desierto hasta instalarlos en la tierra prometida. Y así va a ser en lo sucesivo, a cuyos efectos, Dios hace un pacto con Noé (cfr, Gén. 8; 21:22).

Máximo García Ruiz, Enero 2016.


Fuente: Actualidad Evangélica

viernes, 15 de enero de 2016

Discurso do Patriarca Ecuménico num evento de estudiosos em Constantinopla


Amados e ilustres Estudiosos,

O Patriarcado Ecumênico, a Igreja de Constantinopla, a Igreja de Santo André, o “Primeiro Chamado dos Apóstolos” e seu discípulo Santo Stachys, dos “Setenta Apóstolos”, instituição com uma história abrangendo dezessete séculos, durante os quais manteve seus departamentos administrativos nesta mesma cidade, em tempos de glória e de martírio, acolhemos hoje a todos vocês com muita satisfação.

Como todos vocês bem sabem e apreciam através de seus estudos, esta região extraordinária significa muito para a nossa Igreja. Foi aqui que São João, o Apóstolo do Amor, escreveu seu Evangelho; foi aqui que São Paulo, o Apóstolo das Nações, constituiu as primeiras comunidades apostólicas; foi aqui – na Ásia Menor, não na Grécia ou na Itália – que todos os primeiros concílios da Igreja, que definiram e moldaram a doutrina cristã, foram convocados; é aqui que os tesouros espirituais de Bizâncio – a sua profunda herança teológica, espiritual e cultural – são fielmente conservados até hoje.

Entretanto, como vocês também devem estar cientes e certamente compreendem muito bem, a Ortodoxia é uma fé enraizada no passado e um Igreja com seu olhar dirigido para o futuro. É caracterizada por um profundo senso de continuidade com os tempos e os ensinamentos da Igreja Apostólica, a Igreja dos Padres; mas é também uma Igreja que se vale deste seu riquíssimo patrimônio para responder aos desafios e dilemas modernos. É precisamente esta dupla natureza que permite à Ortodoxia falar corajosamente sobre questões contemporâneas críticas – precisamente porque é uma “tradição viva”.

Queridos amigos, vocês estão aqui num momento crítico, um tempo complexo, um momento desafiador – tanto para a nossa Igreja Ortodoxa, como para o mundo inteiro. Convidamos vocês para este encontro pessoal de intercâmbio aqui no Fanar porque os consideramos um pequeno grupo representativo de um segmento muito maior da nossa Igreja, um símbolo da nossa amorosa preocupação para com todos aqueles aos quais ministramos a Palavra de Deus, de diversos modos e em todos os lugares do mundo. Vosso grupo é constituído por teólogos e historiadores, estudiosos e professores, homens e mulheres dos Estados Unidos e da Europa, da Ásia e da Austrália, que trabalham na formação de amplos e diversos segmentos de pessoas – ortodoxos e não-ortodoxos, cristãos e não-cristãos, acadêmicos e ecumênicos – traduzindo os princípios fundamentais de nossa fé para responder adequadamente aos desafios vitais de nosso tempo.

Permitam-nos, portanto, sugerir-lhes, que o diálogo aberto e honesto é o caminho da Igreja e da teologia. Deus se valeu da palavra, do diálogo, para criar o mundo e formar os primeiros seres humanos, Adão e Eva. Deus estabeleceu diálogo com sua criação através da Lei e dos profetas. Deus entra em diálogo quando o Verbo divino assumiu a carne e veio habitar entre nós. Deus sempre usou o diálogo, através dos mártires e dos santos, ao longo dos séculos e em nossos dias. Na verdade, Deus só pode ser compreendido através do diálogo – na interpretação das Escrituras Sagradas, nos Concílios da Igreja. Em sua mais profunda e concisa afirmação, o evangelista São João nos revela que: “No princípio era o Verbo… e o Verbo era Deus” (Jo 1, 1).

É por isso que nós convidamos vocês para estarem aqui hoje: para que possamos conversar e ouvir uns aos outros – “olharmos nos olhos uns dos outros”, como o falecido Patriarca Ecumênico Athenagoras gostava de dizer. Certamente que vocês estão bem informados sobre os diálogos com os quais o nosso Patriarcado Ecumênico de Constantinopla encontra-se engajado:

-Com as nossas Igrejas Ortodoxas irmãs, em um esforço para coordenar uma maior unidade e cooperação;
-Com outras confissões cristãs e outras comunidades de fé, em nosso desejo de promover a reconciliação e a mútua compreensão;
-E com a comunidade científica, para que juntos possamos encontrar respostas que nos ajudem a enfrentar questões como a da degradação ambiental, entre outras questões bioéticas,

No entanto, há um outro diálogo que é de suma importância na vida e no ministério da Igreja, isto é, o nosso diálogo com o mundo. Somos chamados a ouvir e a discernir a voz de Deus – às vezes “como de um vento veemente e impetuoso” (At 2, 2); outras vezes, “como uma brisa suave” (1Rs 19,12) – em todas as circunstâncias e em todos os cantos do nosso planeta. Ouvimos falar a voz de Deus:

-Na perseguição das minorias cristãs em todo o mundo, especialmente no Oriente Médio, onde o cristianismo surgiu;
-Na crise humanitária de nossos irmãos e irmãs forçadas a deixar suas casas e a procurar refúgio em todo o mundo;
-Nas injustiças impostas aos membros vulneráveis ​​e marginalizadas das sociedades contemporâneas;
-Mas também no uso e abuso da religião para interesses políticos e para outros fins seculares.

É precisamente por isso que – com a graça de Deus, as orações de nossos fiéis e o apoio de teólogos e estudiosos como vocês – iremos convocar o Santo e Grande Concílio para a Festa de Pentecostes deste ano de 2016, conclamando todas as Igrejas Ortodoxas Autocéfalas a nos reunirmos no mesmo lugar (na igreja de Hagia Irene, onde se realizou o 2º Concílio Ecumênico no ano 381) e deliberarmos, com uma só mente, sobre as questões que a Igreja tem se confrontado nos tempos mais recentes.

Abordaremos questões internas relacionadas à unidade e administração da Igreja, mas também questões como as relações com outras igrejas e religiões, a fim de apresentarmos, em uníssono, um testemunho credível para a vida do mundo.

Neste sentido, contamos com o apoio dos piedosos estudiosos ortodoxos, que estão preocupados com a unidade da nossa Igreja e o seu papel na vida pública, onde circulam tantas opiniões concorrentes, e onde a palavra da Ortodoxia pode efetivamente contribuir positiva e construtivamente através do diálogo. Nossa fé não deve ser considerada uma fé estagnada ou mesmo obsoleta. Não deve ser transmitida de forma jactanciosa ou talvez artificial. E não pode ser descartada como meramente cerebral ou insossa, sem inspiração. Nossa palavra deve expressar a esperança e alegria, a luz e a vida do Senhor ressuscitado. Ela deve ser renovada e renovar, rer refrescante e revitalizar.

É assim que o Santo e Grande Concílio deve falar ao mundo inteiro. É assim que todos nós somos chamados a servir, cada um de nós a partir de sua própria posição na Igreja e na sociedade, mesmo depois do Santo e Grande Concílio. E é assim que a Igreja gostaria de apoiar e fazer avançar o seu próprio trabalho, em seminários e nas universidades, em círculos ecumênicos e outros. Desta maneira, poderemos fortalecer os laços entre o ministério hierárquico e diaconia laica, em benefício do Corpo de Cristo e para a glória do nosso Deus vivo.

Com esta reflexão paternal queremos mais uma vez saudar e dar as boas-vindas a todos vocês, e dizer-vos que estamos ansiosos por ouvir vossa resposta e reação. Esperamos que a vossa breve estadia nesta eminente cidade seja agradável e gratificante.

† Bartolomeu de Constantinopla
5 de janeiro de 2016

Fonte: www.pravmir.com
Tradução (livre): Pe. André Sperandio

Communiqué of the Ecumenical Patriarchate regarding the restoration of unity in the Orthodox Church of the Czech Lands and Slovakia


The Holy and Sacred Synod further continued its deliberations on January 14, chaired by His All-Holiness Ecumenical Patriarch Bartholomew.

During this session, it was unanimously decided that, for the sake of restoring unity, Metropolitan Rastislav of Presov be recognized as primate of the Orthodox Autocephalous Church of the Czech Lands and Slovakia, on the following conditions accepted both by himself and his supporting group, as well as by those in opposition:

1-His Eminence Metropolitan Rastislav will express his apology publicly for whatever inappropriate and offensive statements he has likewise publicly made against the Ecumenical Patriarchate, the Mother Church of the Church of the Czech Lands and Slovakia, from which the latter received the faith in Christ, but also against the venerable person of the Ecumenical Patriarch, as well as against Greek-speaking Orthodox Churches.

2-Both opposing groups of the Church in the Czech Lands and Slovakia only recognize as valid the Patriarchal and Synodal Tome issued in 1998 by the Ecumenical Patriarchate pertaining to the proclamation and blessing of the Autocephaly of this Church (Prot No. 1058, of August 27, 1998).

3-A Mixed Committee is created, composing delegations of the Ecumenical Patriarchate and the Church of the Czech Lands and Slovakia (with the participation of representatives from both hitherto divided groups), whose task is to harmonize the articles of its Constitution with the regulations of the abovementioned Patriarchal and Synodal Tome issued in 1998, being the founding document of the Autocephalous Church of the Czech Lands and Slovakia, as well as generally to review the Constitution according to what is envisioned by the Holy and Sacred Canons with a view to securing the unity and tranquility of this Church.

4-His Eminence Metropolitan Simeon of Olomouc and Bmo is recognized as an actively valid and canonical Metropolitan of the Church of the Czech Lands and Slovakia, freely exercising in his Eparchy and in the Sacred Synod of the Church of the Czech Lands and Slovakia all the rights and obligations deriving from the Holy and Sacred Canons as well as the Constitution of this Church.

5-Despite the manner of their election, the following will be recognized, by dispensation as canonical Hierarchs of the Church of the Czech Lands and Slovakia, without establishing canonical precedent: Hieromonk Mihail Dardar, as Metropolitan of Prague, and Archimandrite Isaiah Slaninka, as auxiliary bishop to the Metropolitan of Olomouc and Brno, with the title of the Bishopric of Sumperk.

Both groups assume the obligation before God and the Mother Church to respect and adhere to the above conditions without deviation, respecting the position and service in the Church of all clergy and monastics belonging to both mentioned groups, without advancing to any action that could further disturb the unity of the Orthodox Church of the Czech Lands and Slovakia, and restoring the clergy and monastics dismissed from their former positions during the conflict period.


Source: www.pravoslavie.ru via www.basilica.ro

miércoles, 13 de enero de 2016

Participación de nuestra Metrópolis en un acto navideño ecuménico en Madrid


El pasado 21 de diciembre, tuvo lugar en Madrid una celebración ecuménica de Adviento y Navidad organizada por el FORO ECUMÉNICO PENTECOSTÉS. El acto se celebró en la Iglesia evangélica de habla alemana, FRIEDENSKIRCHE, Iglesia de la paz, en el P.º de la Castellana, 6.

La celebración consistió en una vigilia de oración al final del camino de preparación a la Navidad que el Adviento nos ha ofrecido a todas las confesiones cristianas. Próxima la llegada del Señor Jesús, fuimos invitados a descubrir su presencia encarnada en medio de nosotros, en el sufrimiento de tantos hermanos sometidos al desgarrador empobrecimiento que están provocado las diferentes crisis de nuestro tiempo: guerras, terrorismo, crisis ideológica, ética y económica. Hoy, los cristianos somos urgidos a compartir la Luz de Cristo en medio de las oscuridades de nuestro mundo, a transmitir esperanza a través del testimonio de servicio y unidad en la diversidad, en coherencia con las exigencias evangélicas.

Esta vez, la corona del Adviento estaba presente en medio de nosotros a través de una gran corona de punzantes espinas, desnuda, despojada de todo signo de vida.

El padre Mariano Perrón, exdelegado episcopal de Relaciones Interconfesionales, hizo una breve presentación del significado de esta corona de espinas, símbolo de tantas realidades humanas hirientes y punzantes, despojada de todo signo de vida como expresión también de la naturaleza herida que, con dolores de parto, se abre a la esperanza y a la vida que viene de lo alto. Mariano, en su presentación, nos ofreció dos citas bíblicas para iluminar y anticipar el misterio que íbamos a celebrar en la Navidad: el valle de huesos, y la parábola del buen samaritano.

Acogiendo las zonas de oscuridad de nuestro mundo, comenzamos la vigilia con el canto: Sé mi luz, enciende mi noche, de Ain Karen. A continuación, recitamos juntos el himno Phos Hilaron, “Oh Luz gozosa”, el himno más antiguo cristiano, originariamente escrito en griego [1].

En el momento de la liturgia de la luz, cada una de las cuatro tradiciones cristianas, presentes en la vigilia, encendió una vela sobre las espinas de la corona con el deseo de que la Luz de Cristo iluminara cuatro de las realidades de oscuridad y tiniebla en que la humanidad se encuentra sumergida. 

La primeramente vela fue encendida por miembros perteneciente a la Comunión Anglicana: D. Mathew Phipps, diácono de Saint George’s Anglican Church, de Madrid, y el pastor Juan Larios de la IERE (Iglesia Española Reformada Episcopal), que pidieron que la Luz de Cristo ilumine las situaciones de violencia y de guerra, y traiga la deseada paz..

Dios del Universo, permítenos, por tu Luz, conocer nuestro mundo para que seamos capaces de discernir sus obras. Impide la violencia, y defiende a los que son sus víctimas. Guía a los líderes de las naciones para que sepan gobernar con justicia, atentos a los más débiles. Danos tu gracia para orar incluso por los que buscan dañarnos.

El Evangelio de Jesús nos asegura que es posible construir una sociedad desde el amor. Es posible domesticar el monstruo que llevamos dentro. Es posible la paz. Pero la Paz, con mayúscula, entendida como la entendieron nuestros padres en la fe. La Paz como aglutinante de todas las bondades de la salvación. La Paz que se desvive por el bien del otro. La paz que consigue la armonía en uno mismo, y en la relación con los demás. 

Señor de la Paz, como tú nos diste la luz para iluminar nuestro camino y sacarnos de la oscuridad, haznos instrumentos de tu Luz y de tu Paz. Confesamos el odio y la ira que nos atrapa. Pedimos por la Iglesia, que a través de la unidad pueda ser signo de Paz. Pedimos por todos los que defienden y mantienen la paz y la seguridad de nuestro mundo.

El encendido de la segunda vela correspondió a la Iglesia Evangélica. El Rvdo. D. Simon Döbrich, párroco de la Iglesia evangélica de habla alemana, al encender la vela, pidió que la Luz de Cristo ilumine las situaciones de crisis y pobreza, y traiga al mundo la Justicia abriéndonos a la acogida y a la hospitalidad. 

Cuando pensamos en el misterio de la Navidad, vemos que María y José caminan juntos hacia Belén. Y no son ellos los únicos que caminan. Todos los relatos del Antiguo Testamento están llenos de personas, de pueblos en camino. Desde la historia de Moisés hasta la historia de Jesús, la Palabra de Dios nos habla de personas en camino. 

Hoy, de nuevo, las personas, y hasta pueblos enteros, están en camino. Europa está afrontando la llegada de la mayor cantidad de refugiados de su historia moderna, sin saber cómo gestionar esta dramática situación.

A Alemania han llegado, durante este año, 800.000 refugiados; muchos países de Europa no saben cómo manejar esta situación. En medio de esta tragedia humana, ¿cómo hacer creíble que Dios acompaña a su pueblo?

Nos encontramos ante el drama de millones de seres humanos que buscan refugio. Ante este hecho, vienen a nuestro recuerdo las imágenes bíblicas, que nos interpelan y nos dan luz. Nuestra obligación es ayudar y socorrer a estos hermanos. 

Alemania ya lo está haciendo. Pedimos a Dios que también otros países europeos sigan su ejemplo, y cumplan el mandato bíblico de acompañar y dar hospitalidad al extranjero y al emigrante.

La tercera vela fue encendida por el archimandrita P. Demetrio R. Sáez, vicario metropolitano para Madrid de la Iglesia Ortodoxa, del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

Al encender esta vela, quiso acercar su Luz a toda la creación, tan maltratada hoy por una gran parte de la humanidad, y recordó que Dios, por su amor y misericordia, creó todo libremente, llevándolo de la nada al ser. Deseoso de ofrecer a otros seres el poder participar de su vida divina, trajo todo a la existencia. Sin tener necesidad del mundo, quiso que su gloria fuera recibida por otros, y creó a esos otros de la nada de manera soberana y gratuita. Habiendo plasmado al hombre de la tierra, lo honró con su propia imagen, prometiéndole la vida inmortal si observaba sus mandamientos, pero este, seducido por la idea de una autodivinización, dejó de reconocer a Dios como su creador, y fue reducido a su condición primigenia, pasando de rey de la creación a depredador del mundo. Sin embargo, Dios no abandonó la obra de sus manos, sino que dispuso la salvación por medio de su propio Hijo, que, con su muerte, nos adquirió como pueblo de su pertenencia, sacerdocio real y nación santa. 

La cuarta vela correspondió a la Iglesia Católica Romana. D. Carlos Jesús Delgado Reguera, vicepresidente de La Comisión Diocesana Justicia y Paz del Arzobispado de Madrid y coordinador del Foro Ecuménico Pentecostés, oró para que la Luz de Cristo ilumine las tinieblas de la división, de la ruptura, de la separación entre personas y naciones, entre las familias y entre las religiones. 

Al encender la vela, oró diciendo: Dios, Padre bueno, encendemos esta cuarta vela invocando tu Santo Espíritu de unidad, para que la luz de Cristo nos ayude a restaurar la unidad entre el ser humano y Dios, consigo mismo y con el prójimo.

Padre Bueno, te presentamos:
* Las rupturas del ser humano en su relación contigo.
* Las divisiones entre las naciones.
* Los más de 33 muros de la vergüenza levantados entre pueblos y países. 
* Las rupturas de tantas parejas, casadas o parejas de hecho, que aumenta de día en día.
* Nuestras divisiones entre cristianos…
* Ayúdanos a caminar juntos:
* Para dar testimonio de tu amor, viviendo la amistad y la fraternidad los unos con los otros.
* Para ofrecer la reconciliación con Dios, y llevar esperanza a los no creyentes, proclamando sin miedo tu Evangelio.
* Siendo mediadores de tu amor entre las familias con problemas.
* Colaborando juntos en proyectos que ayuden a eliminar las barreras sociales.
* Mostrando a la humanidad que la religión debe ser un camino hacia la paz, la fraternidad y la armonía.
* Para ser LUZ que brilla y SAL que sala en medio de las situaciones desabridas de nuestro mundo.

Al finalizar esta breve oración, Carlos Jesús nos invitó a pasarnos esta vela encendida "de la unidad” como gesto de paz y de bendición, invitando con ello a dejar que esa luz ilumine lo que en cada uno de nosotros impide crear fraternidad. 

La liturgia de la Palabra estuvo centrada en el texto de Juan 1,1-18 
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.

Finalizada la liturgia de la Palabra se dio paso al rito de revestimiento de la corona con brotes de ramas verdes.

Inmaculada González, presidenta de la Asociación Ecuménica Internacional, introdujo este momento diciendo: Esta corona de espinas que contemplamos en medio de nosotros, despojada del verdor de la vida, trae a nuestra oración el sufrimiento y los desiertos de la humanidad, pero el Adviento nos recuerda que, en medio de la noche, el pueblo que caminaba en el desierto vio brillar una gran luz, y que Cristo es la fuente de agua viva que ha venido y viene para regar nuestros desiertos y darnos vida, y vida abundante. 

La Palabra de Dios es la fuente de agua viva en la que hemos bebido el agua que brota hasta la vida eterna, es la lluvia que viene de lo alto para fecundar nuestra tierra árida y sedienta. En esta Navidad, Dios mismo viene a nosotros para transformar nuestros desiertos en vergeles florecientes, abriéndonos a la esperanza (Isaías 35,1-6).

1 - ¡Que se alegre la estepa y el sequedal, que exulte el desierto y florezca! ¡Ánimo!, no temáis, que viene vuestro Dios… 4. y viene en persona a salvaros.

6 - Pues manarán aguas en la estepa, habrá torrenteras en el desierto; el páramo se convertirá en estanque, y el país árido en lugar de manantiales. 

La Palabra de Dios en Isaías 41,17-20 nos confirmaba en que nuestros desiertos pueden ser transformados.

En vano los pobres buscan agua, la sed reseca su lengua. Yo, el Señor, les respondo. Como Dios de Israel no os abandono. 18. Abriré canales en cumbres peladas, fuentes en medio de los valles; transformaré la estepa en estanque, la tierra desierta en manantiales.
Llenaré la estepa de cedros, de acacias, mirtos y olivos; plantaré en el desierto cipreses, y, a la vez, olmos y abetos. Para que así vean y entiendan, y a la vez se fijen y aprendan que lo ha hecho la mano del Señor, lo ha creado el Santo de Israel. 

Acogiendo la Palabra esperanzadora del profeta, fuimos invitados a descubrir los brotes de vida nueva que existen a nuestro alrededor, fruto del amor misericordioso de nuestro Dios, dando gracias por ellos a Dios, y cubriendo con ramas verdes la corona de espinas.

Este gesto sencillo y entrañable nos hizo percibir cuánta vida había en medio de nosotros.

Gracias por los encuentros fraternos de oración ecuménica que en las vísperas de la Navidad nos han convocado y reunido repetidas veces, centrando nuestra cabeza y nuestro corazón en el que es la fuente de Vida y la razón de nuestra unidad; gracias por aquellos matrimonios que han sabido resistir ante la dificultad, y que han hecho que triunfe el amor. Gracias por la Iglesia, que nos ha ofrecido la oportunidad de encontrarnos con Jesús y conocerlo. Gracias, gracias… fue repitiendo cada uno desde lo hondo del corazón.

Al terminar la oración, la corona se había convertido en verdadero vergel lleno de Luz y de Vida, las espinas habían sido cubiertas por el tejido hecho de oración fraterna agradecida.

Concluimos la vigilia recitando juntos el texto de la Colecta anglicana de Adviento y el rezo del Padre nuestro.

Dios todopoderoso,
concédenos tu gracia 
para que rechacemos las obras de la oscuridad,
y nos pongamos la armadura de la luz,
ahora, durante esta vida mortal
a la que vino tu Hijo Jesucristo con gran humildad
para que, en el último día,
cuando venga de nuevo en majestad gloriosa
a juzgar a vivos y muertos,
nos resucite a la vida eterna.
Por él, que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo,
un solo Dios, por todos los siglos. AMÉN.

A continuación, pasamos al salón parroquial, donde pudimos continuar el encuentro en diálogo amistoso, compartiendo un piscolabis preparado entre todos. En el corazón, quedaba la experiencia de la cercanía y la confianza que brota de un verdadero encuentro entrañable y fraterno en aquel que es la fuente, razón y meta de nuestra unidad.

Inmaculada González
Secretaria del Foro Ecuménico Pentecostés

[1] El himno forma parte de las vísperas en la Iglesia Ortodoxa. Se incluye también en algunas liturgias anglicanas y luteranas.


Fuente: Equipo Ecuménico Sabiñánigo